Ir a portada

Decrecimiento
                                                       Como los ricos destruyen el planeta

Cuando Hervé Kempf publicó en Francia el año pasado "Cómo los ricos destruyen el planeta" , estaba lejos de imaginar la actualidad que adquiriría su alegato en defensa de la ecología. En 12 meses, el recalentamiento del planeta acentuó sequías, inundaciones y turbulencias climáticas.
Se multiplicó el precio del petróleo y de los alimentos, lo que provocó manifestaciones planetarias contra el hambre y la desigualdad social. Después de hacer oídos sordos a esas amenazas durante mucho tiempo, los gobiernos empezaron a reconocer que, en efecto, no le queda mucho tiempo al mundo para encontrar una solución si no quiere sumergirse en el caos. En 2007, Kempf había dicho: "Nos quedan diez años". "El hombre alcanzó los límites de la biosfera. Vivimos un momento histórico. Nos encontramos realmente en un callejón sin salida", dijo a adn CULTURA.   

                                 

                                              

 

El capitalismo financiero prepara la recesión 2.0
os bancos estadounidenses poseen colectivamente 157 billones de dólares en derivados, aproximadamente el doble del PIB mundial. Esto es un 12% más de lo que poseían al comienzo de la crisis de 2008
En los últimos 30 años, el capital financiero se ha convertido en dominante en las principales economías capitalistas, superando a la élite industrial en poder e influencia. Esta evolución ha llevado a que el sector productivo se vea cada vez más sometido a la dinámica volátil del sector financiero.
La centralidad de las finanzas en la actual economía mundial se pone de manifiesto por la creciente frecuencia de las grandes crisis financieras, a las que inevitablemente han seguido las recesiones. Desde que se inició la liberalización de los mercados de capitales durante la era Thatcher-Reagan a principios de los años ochenta, se han producido al menos 12 grandes crisis financieras. La más reciente ha sido la crisis mundial de 2007-2008, que también provocó lo que ahora se conoce como la Gran Recesión, de la que muchas de las economías desarrolladas no se han recuperado todavía.

 

                                                


¿Qué sigue "después del neoliberalismo?": Joseph Stiglitz, Nobel de Economía


Christine Lagarde, directora del FMI, conversa con el gobernador del Banco Central de China, Yi Gang, durante la reunión de ministros de Finanzas y gobernadores del Banco Central del G20.Foto ApChristine Lagarde, directora del FMI, conversa con el gobernador del Banco Central de China, Yi Gang, durante la reunión de ministros de Finanzas y gobernadores del Banco Central del G20.      Joseph Stiglitz, consejero económico de Bill Clinton y Nobel de Economía, propone al "capitalismo progresista (¡sic!) -que insiste "no es ningún oxímoron"- como sucedáneo del neoliberalismo en su columna en Project Syndicate (que recibe "donativos" inductivos de George Soros).      Salvo en los intratables guetos mentales, ya no es discusión la defunción del neoliberalismo.      

 

                                                         

 

                                                       Las falacias teóricas del Banco Mundial

En 2019, el Banco Mundial (BM) y el FMI cumplirán 75 años. Estas instituciones financieras internacionales (IFI), creadas en 1944, están dominadas por Estados Unidos y algunas grandes potencias aliadas, y actúan en contra de los intereses de los pueblos.      El BM y el FMI otorgaron, sistemáticamente, préstamos a los Estados con el fin de influir sobre sus políticas. El endeudamiento externo fue y es todavía utilizado como un instrumento para someter a los deudores. Desde su creación, el FMI y el BM han violado los pactos internacionales sobre derechos humanos y no dudaron, ni dudan, en sostener a dictaduras.         

 

                                              

 

Contraofensiva en la UE en apoyo al acuerdo comercial con Mercosur

Los dirigentes de siete países europeos, entre ellos España y Alemania, urgieron a Bruselas a concluir un "histórico" acuerdo comercial con Mercosur, negociado desde 1999 y que en su recta final enfrenta las reticencias dentro del bloque.

"Tenemos una oportunidad histórica, estratégica, para cerrar uno de los acuerdos más importantes de la Política Comercial Común Europea", subrayan en una carta enviada el jueves al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, vista por la AFP.     Cuando las negociaciones parecen acercarse a su fin, el ejecutivo comunitario, encargado de negociar en nombre de la Unión Europea (UE), es blanco de una campaña de presión tanto de los partidarios del acuerdo como de sus detractores.   Días atrás, los líderes de Francia, Irlanda, Bélgica y Polonia expresaron en otra carta su "profunda preocupación" sobre el impacto de un acuerdo en la agricultura, un sector sensible que teme ser sacrificado en beneficio de la industria.         

 

 

 

 

 

                                           

 

 

                                                

 

 

                                             

 

 

 

 

 

 

RESPONSABLE DE LA SECCIÓN ECONOMIA:  Gervais Constant   

30/06/2019

 n° 512

Frida Khalo