Ir a portada

                               

                                            Fotografía Pepe Mateos

                                             LUZ DARRIBA mirando a MARCIA SCHVARTZ

LD ¿Por qué Marcia?

Porque nací en marzo; es un nombre con fuerza, ¿no? De chica me llamaban marciana, nos responde Marcia Schvartz, la artista argentina que entrevistamos para MMM. Una creadora extraordinaria con una impronta inconfundible.

Reiteradamente galardonada, continúa trabajando con su entusiasmo primigenio. Marcia nació en marzo, pero no cualquier día, un 24 de marzo (Buenos Aires, 1955), fecha que en la Argentina no se olvidará porque, en 1976, la Junta Militar dio un golpe de Estado contra el gobierno de Isabel Martínez, que inició casi una década de atrocidades en el país. Por otra parte, Marcia es bastante marciana. En lo que a talento, tesón y cabezonería se refiere.   

                                     

                                             

          

Artes visuales

                                                        Arriba las que luchan

¿Existe una estética propia de los movimientos sociales? ¿Cómo, quienes ejercen el arte, propician ciertas tranformaciones? Arte público o performance son algunas de las manifestaciones elegidas para visibilizar, creativamente, problemáticas sociales actuales.

Mariangela Giaimo reflexiona sobre las intersecciones entre el arte contemporáneo y el activismo político y social desde una mirada feminista, recogiendo una serie de ejemplos acontecidos en Uruguay recientemente.

                                                                
Por Mariangela Giaimo

Marzo nos ofreció propuestas sobre la reivindicación de las mujeres para la igualdad de género a través de artistas y curadurías especiales en las artes visuales. También se propuso como una oportunidad para revisar las distinciones entre el arte «hecho por mujeres», el «arte feminista» y el «artivismo». A veces estas prácticas se mezclan, y en muchos casos es difícil distinguirlas. Van aquí algunas pequeñas consideraciones de un fenómeno complejo.

Se puede ser artista mujer, se puede tener un discurso feminista, y se puede ser artista militante —así como militante con estrategias artísticas—. Todas estas condiciones además, pueden conjugarse en una sola persona y muchas veces se entrecruzan.      

 

                                             

 

                   

                              Los haikus de Matsuo Basho o la eternidad en el instante

virginia moratiel

basho's frog.JPGLa asimilación que hace el Occidente capitalista de la cultura oriental resulta siempre esperpéntica. Igual que el manga y la comida japonesa, el haiku se ha puesto de moda y la banalidad reinante nos abruma haciéndonos creer que su característica definitoria es la brevedad, probablemente porque, en la ignorancia de su propia tradición, el gran público desconoce también las formas poéticas cortas como el epigrama, e incluso el éxito que tuvieron en su momento.

De igual modo que sucede con los microrrelatos, en este mundo donde el número de escritores amenaza con superar pronto al de lectores, muchos creen ser capaces de imitar el estilo de la poesía japonesa y proliferan los talleres que se dedican a enseñar la técnica de su escritura, pero lo único que sale de ellos son productos en serie prestos a ser absorbidos por el mercado de la vaciedad o la autoayuda. Esto no es problemático para el sentido instaurado por los haikus. En verdad, ninguna otra forma poética puede competir con ellos, porque precisamente su mensaje enseña que no hay que dejarse engañar por las apariencias. Nada es definitivo, ni siquiera ellos mismos. Todo es pura ficción.

  

                                                

 

                   

                           Juan Villoro: "La pulsión colonial no ha abandonado España"

En entrevista con Infobae Cultura, el periodista y escritor mexicano plantea que en España "muchas veces hay un sentido de autoridad de la lengua muy provinciano y muy reductor todavía". El multipremiado autor habla además de su libro más reciente, "El vértigo horizontal", que combina recorridos autobiográficos por Ciudad de México con la mirada del cronista
Por Gabriela Mayer
(Prensa CILE / Lucas Riquelme)
(Prensa CILE / Lucas Riquelme)

(Desde Córdoba)Lenguaje con preeminencia masculina. Lenguaje como instrumento imperfecto. Luchas y tensiones en el ámbito de la lengua. Juan Villoro va desgranando conceptos como si impartiera una clase magistral desde el lobby de un hotel céntrico de ciudad de Córdoba. El novelista, cronista, cuentista, ensayista y dramaturgo mexicano no solo intervino en estos días en el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, sino también en el I Encuentro Internacional: Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos, eI "contracongreso" al que se refiere como "muy estimulante y muy rico".

Villoro sostiene que el lenguaje "utiliza muchas expresiones que son incorrectas"   

 

                                                 

 

                       

                            Martínez Matonte: Una escuela sin muros ni candados

                                                 

Revista La Torta Frita

Cultivar la memoria, rescatarla del olvido y hacer justicia con nuestros luchadores sociales, motivo más que suficiente para volver a Martínez Matonte.

José Pedro Martínez Matonte nace en 1928 en el departamento de Durazno. Allí comienza sus estudios en magisterio, en un instituto aún no oficial, con un régimen de estudios libres a cargo de diferentes profesionales, bajo la dirección de María Emilia Castellanos de Puchet. En el año 1947 con 19 años, siendo aún estudiante, ejerce el cargo en una escuela rural, en el paraje La Alegría, Durazno. Al año siguiente, se traslada a la escuela rural en el pueblo de Clara, Tacuarembó, donde crea cursos nocturnos para los vecinos, hecho que fue denunciado por el inspector Pedro Pescasio, por "reuniones nocturnas" en el local escolar. Ya en el año 1949 consigue el cargo efectivo en Cañas, Durazno. Donde trabajará junto a su esposa hasta 1951. También será amonestado por la Inspección Departamental Escolar, por fricciones con el intendente y un incumplimiento de éste respecto a la escuela donde trabajaba Matonte. 

 

 

RESPONSABLE DE LA SECCIÓN CULTURA:            

30/04/2019

 n° 510

Frida Khalo