Ir a portada
                  El control obrero sobre la producción y la Oposición Obrera en la Revolución Rusa
>Don Fitz


En una sociedad poscapitalista, ¿quién debería controlar la producción? ¿Cómo deberían tomarse decisiones sobre la vida laboral? ¿Quién debería decidir qué se produce, dónde se produce y cómo se intergcambia dentro de un país y entre países? Por primera vez en la historia, la gran revolución rusa de 1917 tuvo que enfrentar estos problemas de una manera no solamente teórica. Los temas se volvieron dolorosamente pragmáticos durante el intenso conflicto entre la mayoría partidaria y la Oposición Obrera de 1919-1921.

Demasiadas discusiones acerca los bolcheviques se centran en las batallas políticas, y los debates económicos se tratan apenas como secundarios. Pero de hecho, las luchas a propósito de la producción fueron centrales; los conflictos políticos reflejaron muchas de estas diferencias; y, hoy en día, las perspectiva de control vertical o autogestión, impregnan todas las visiones de una nueva sociedad.

En el Manifiesto comunista, Karl Marx y Friedrich Engels escribieron que la tarea de construir el comunismo debe ser obra de las "masas trabajadoras mismas". [1] En agosto de 1917, Vladimir Lenin escribió en El Estado y la Revolución que "la administración de la industria está dentro de la competencia de cualquier ciudadano moderadamente inteligente". [2] Para 1919, miles de trabajadores en toda Rusia vieron que estos principios se evadían, y se coartaba a un grupo cuyos líderes más conocidos fueron Alexandra Kollontai y Alexander Shlyapnikov.

Ambos habían sido cercanos colaboradores de Lenin. Mientras Lenin estaba en el exilio, Kollontai lo mantuvo informado de los acontecimientos en Rusia. Shlyapnikov, un importante líder de la Unión de Trabajadores Metalúrgicos, era el principal líder bolchevique en Petrogrado cuando estalló la revolución de febrero. Cuando Lenin regresó a Rusia fue Kollontai quien presentó sus "Tesis de abril" sobre la necesidad de una revolución permanente, Kollontai y Shlyapnikov se contaban entre sus partidarios más ardientes. Sin embargo, en 1922 Lenin había sugerido que ambos fuesen fusilados. ¿Qué hizo la Oposición Obrera generase tanta hostilidad del gran arquitecto de la revolución?

Los primeros días de la revolución 

Siendo un trabajador metalúrgico desde los 13 años, Shlyapnikov tenía la firme convicción  de que los trabajadores estaban más capacitados para dirigir la industria porque tenían experiencias cotidianas en los procesos de producción. Desempeñó un papel clave en la absorción de distintos sindicatos primarios en un solo sindicato industrial de trabajadores metalúrgicos, como lo propugnaban los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW).

Como primer comisario del trabajo en el nuevo gobierno soviético, Shlyapnikov era muy consciente de que tanto los bolcheviques como los no bolcheviques habían logrado el éxito de la Revolución de Octubre. La Unión de Trabajadores Metalúrgicos y un gran número de otros trabajadores querían un gobierno revolucionario multipartidario. 

Pero a medida que distintos partidos se levantaron en oposición y muchos de sus miembros se unieron a los ejércitos "Blancos" contrarrevolucionarios, los soviéticos usaron varios métodos para restringirlos. Cuando Lenin sugirió al Consejo de Comisarios del Pueblo que arrestara a los líderes del Partido Kadete, Stalin fue el único miembro que votó en contra de la resolución. [3] Aunque a menudo retratan a Stalin como esperando la oportunidad de reprimir a los opositores, los acontecimientos de la Revolución Bolchevique confirman que la historia moldea a las personas al menos tanto como las personas crean la historia. 

Al comienzo de la revolución de octubre de 1917, la Unión de Trabajadores Metalúrgicos pidió el control de la producción por parte de los trabajadores. En marzo de 1919, el Octavo Congreso del Partido (ahora el Partido Comunista Ruso o RCP) aprobó la famosa sección económica de su programa, que incluía en el párrafo 5: "Los sindicatos deberán avanzar en concentrando más aun en sus manos la gestión de toda la economía, como una sola unidad. "[4] Esto distinguía claramente a los bolcheviques, tanto de los anarcosindicalistas, que aborrecían cualquier "concentración", cono de los super-centralizadores, que deseaban que la economía fuera coordinada por el Estado en lugarde por los sindicatos. ¿Florecería pronto en Rusia el control de los trabajadores? 

El amargo fin de la luna de miel

A pesar de esa resolución favorable, Shlyapnikov percibió una discrepancia entre lo que se decía y lo que se hacía. Era crítico respecto a depender de los especialistas para dirigir fábricas e imponer disciplina de arriba hacia abajo a los trabajadores. Nadie estaba en desacuerdo con que la caída de la productividad amenazaba la supervivencia de la revolución.


El Tratado de Brest-Litovsk de marzo de 1918 ocasionó en la pérdida del 40% de la industria rusa y el 70% de su producción de hierro y acero. [5] Las líneas de suministro se quebraron siendo partes necesarias para la fabricación que se desvanecía. La Guerra Civil que comenzó en mayo de 1918 costó millones de vidas de combatientes, hambrunas y enfermedades. [6] La inanición masiva se extendió en las ciudades rusas. ¿Cómo podría la miseria humana ser eliminada?

Los principales dirgentes bolcheviques que nunca habían trabajado en una fábrica interpretaron la causa de la crisis como ausentismo y malos hábitos de trabajo.Vieron como una solución una mayor disciplina laboral bajo el control de tecnócratas y la creciente burocracia. Otros, como Shlyapnikov, consideraron que la producción se veía obstaculizada por las fallas en los suministros y la falta de combustible y alimentos.Para ellos, el control burocrático no podría superar la inadecuación de las materias primas, tampoco el frío y el hambre.


Una de las primeras grandes manchas de la revolución fue en Astrakhan, donde las autoridades bolcheviques dispersaron las asambleas de trabajadores, encarcelaron a los líderes electos e insistieron en una mayor productividad. En 1919, los bolcheviques dispararon contra una asamblea de trabajadores metalúrgicos de 10.000 trabajadores, que causó 2.000 heridos. La nueva policía secreta, la Cheka, mató a cientos, algunos fueron atados a rocas y arrojados al río Volga. Nuevos ataques resultaron en la ejecución de más de 4000 en abril. Como jefe del Ejército Rojo, León Trotsky envió su aprobación.Shlyapnikov exigió una investigación. [7]

También en 1919 se crearon campos de trabajo forzado, donde las personas podían ser enviadas por órdenes de la Cheka, tribunales revolucionarios o tribunales populares.Cuando la marea de la Guerra Civil giró durante el otoño de 1919 y el colapso de los ejércitos blancos fue eminente, la atención se dirigió a la organización de la industria. [8] A fines de ese año, cuando León Trotsky estaba en el apogeo de su popularidad, propusoprimero la militarización del trabajo. Los ejércitos de trabajadores laboristas se armarían por estímulo, compulsión, y una estructura de arriba a abajo en forma militar.

Shlyapnikov aceptó el uso por Trotsky de antiguos oficiales zaristas como "especialistas" en el Ejército Rojo (la rama más centralizada de la "industria") porque los trabajadores no tenían un conocimiento especial de la estrategia militar. Pero argumentó que los trabajadores industriales entendían los procesos de producción mejor que los especialistas asignados por el partido para dirigir fábricas. A medida que más y más miembros del partido de base compartían preocupaciones similares, comenzaron a unirse formando en 1919 la Oposición Obrera. [9]


Marginados

La división dentro del Partido Comunista de Rusia se intensificó a lo largo de 1920. El año comenzó con la propuesta de Shlyapnikov de que los sindicatos tomasen el control de todos los niveles de la economía. [10] En marzo, Trotsky expuso su idea de la "gestión unipersonal" de las fábricas y Lenin pronto estuvo de acuerdo. Kollontai defendió firmemente el concepto de "gestión colectiva" por representantes electos de los trabajadores.


El debate sobre el control económico se extendió por todo el partido y prometió ser intenso en el próximo 9º Congreso del partido. Lenin y otros líderes  pensaron que era mejor que Shlyapnikov no estuviera presente y lo asignaron a Europa occidental para el trabajo sindical. [11] Kollontai criticó a Lenin por eliminar en repetidas ocasiones a aquellos con quienes no estaba de acuerdo con las discusiones abiertas de los partidos. 


En ausencia de Shlyapnikov, el noveno congreso del partido anuló la resolución del 8 ° congreso sobre el funcionamiento de la economía por parte de los sindicatos y en su lugar pidió que el partido aumentara su control sobre el personal sindical. [12] Posteriormente, el apoyo a la Oposición Obrera se extendió entre los sindicatos industriales de todo el país. A lo largo del año, los líderes del partido atacaron a los líderes de la OO personal y políticamente mientras trataban de socavar su influencia.

Acusaron a la OO de tener vínculos con contrarrevolucionarios. Lenin y Nikolai Bujarin afirmaron que el deseo de la OO de incluir a los no bolcheviques en la gestión de la economía hacía de él un "sindicalista", a pesar de que los sindicalistas de ese momento no lo incluían en su ebtorno. Grigory Zinoviev le recriminó no entender que la transición al socialismo tenía que ser controlada por especialistas del partido en lugar de por los trabajadores. [13]


La disputa de 1920 no sólo se centró en la Oposición Obrera. En agosto, Trotsky inspiró la fusión de los sindicatos ferroviarios y de transporte de agua en un nuevo Tsektran, que había designado sus líderes y militarización generalizada del trabajo. Múltiples organizadores temieron que éste no fuera más que el primer paso de Trotsky para centralizar todas los sindicatos en un aparato estatal dirigido de trabajo militarizado. La hostilidad se extendió tan rápidamente que el Presídium de la 
9 ° Conferencia del Partido dejó a Trotsky y sus partidarios fuera de la lista para el Comité Central (aunque luego los volvieron a poner). [14]

Los aliados de Trotsky fueron tan firmes en exigir la militarización del trabajo que rompieron la disciplina del partido al denunciar a la  Oposición Obrera en reuniones con trabajadores no partidarios. [15] Defendiendo sus propuestas, Trotsky escribió: "El hombre debe trabajar para no morir. No quiere trabajar. Pero la organización social lo obliga y lo azota en esa dirección". [16] En una reunión tras otra, los trabajadores claramente se preocuparon porque que si las propuestas de Trotsky se llevaban a cabo, podrían ser encarceladas por infringir las más mínimas normas laborales. [17]


La ira parecía a punto de hervir. Los partidarios de Lenin crearon una comisión para resolver las diferencias. Incluía tanto a Trotsky como a Shlyapnikov. Sin embargo, ambos renunciaron rápidamente, quejándose de que Lenin había apretado las tuercas para asegurarse de que los puntos de vista de ninguno de ellos dos estuviesen representados en las propuestas. Esta pudo haber sido la única vez que Trotsky y Shlyapnikov estuvieron de acuerdo durante este período. [18]


A medida que se acercaba el infame 10° Congreso del Partido, del 8 al 16 de marzo de 1921, el Partido tenía tres facciones claramente definidas. A la izquierda, la Oposición Obrera propuso un mayor control sindical sobre la economía, una menor burocratización y la restauración de la democracia interna del partido. La derecha, liderada por Trotsky y Bujarin, pidió ejércitos de mano de obra controlados por el estado. "Los 10", a partir en los partidarios más leales de Lenin, propusieron que los sindicatos se organizasen separados del estado, teniendo su papel principal en la educación de los trabajadores como "escuela de comunismo".

Muchos significados del "control obrero". Sería fácil argumentar que el "control" fue abandonado en el X Congreso del Partido. Pero la frase "control obrero" significaba cosas muy diferentes para diferentes personas en diferentes momentos. Por lo tanto es necesario profundizar en la teoría socialista.

¿El "control obrero" sugiere que la fuerza de trabajo en cada fábrica podría apoderarse de él, hacer con él lo que quisiese, incluso venderlo al mejor postor y repartirse el producto (como ocurrió al menos una vez después de la revolución)? ¿Significaba que cada grupo de trabajadores decidiría no solo cómo organizar la producción sino también qué productos fabricar y vender en el mercado? O, ¿significaba, como lo propuso la Oposición Obrera, que los líderes sindicales elegidos coordinarían la producción a nivel local y nacional, dejando la máxima toma de decisiones posible con respecto a la organización de la producción, a cada grupo de trabajadores?

La crítica de Marx a la "anarquía de producción" del capitalismo fue una parte central de la actitud hacia el control obrero a principios del siglo XX. Los bienes son producidos, no por necesidad social, sino porque podían venderse en el mercado capitalista. Para Marx, la justicia económica requería un plan de producción para satisfacer las necesidades. Esto fue apoyado por prácticamente todos los que se hacen llamar socialistas. 
Se produjo una gran diferencia entre los reformistas (como Eduard Bernstein) que consideraban que los derechos de los trabajadores podían ganarse gradualmente al elegir a los socialistas para el gobierno, y aquellos (como Lenin) que veían la necesidad de la revolución. Ambas partes rechazaron los puntos de vista anarquistas y sindicalistas que dejarían la producción en manos de cada grupo de trabajo. Para los socialistas, una serie de empresas propiedad de los trabajadores dejaría el mercado intacto y obligaría a los grupos de trabajo a competir entre sí y explotarse.

Marx asumió que aquellos que planearían la producción serían las "masas trabajadoras". Pero, ¿y si las "masas trabajadoras" se dividían entre las que tenían poder sobre la economía, y los que no? Marx nunca planteó esta posible discordia entre la teoría y la práctica, pero fue planteada por amargos debates dentro del Partido Comunista.

El enfoque de Lenin para controlar la industria reflejaba su enfoque acerca de la tierra y el campesinado. Los bolcheviques asumieron que elevar la productividad requería el trabajo colectivo de la tierra. Cuando Lenin regresó a Rusia después de la revolución de febrero de 1917 y habló en la conferencia bolchevique de abril sobre una resolución sobre la tierra, insistió en que la cláusula sobre el control de la tierra por los campesinos debe ir antes que la parte de nacionalizar la tierra porque "es un paso importante ". A medida que las tomas campesinas de tierras se extendieron por Rusia durante los meses siguientes, los bolcheviques siguieron el ejemplo de Lenin al apoyarlas con entusiasmo, sin apenas mencionar el objetivo final de nacionalizar la tierra. [19]

Del mismo modo, entre las dos revoluciones (Febrero y Octubre), las tomas de los lugares de trabajo crecieron como un incendio forestal urbano. Lenin avivó sin reservas esas llamas de rebelión mientras hablaba y escribía a favor del "control de los trabajadores sobre la producción y distribución de bienes". La crítica provino de otros bolcheviques como Solomon Lozovsky, que escribió: "Es necesario dejar absolutamente claro y en forma categórica de que los trabajadores en cada empresa no deben tener la impresión de que la empresa les pertenece ". [20]

Shlyapnikov y Kollontai estuvieron entre los miles de revolucionarios que elogiaron las declaraciones de Lenin. Para ellos, el control de los trabajadores era un fin en sí mismo y la base de una nueva sociedad. Pero una lectura cuidadosa de Lenin revela que veía el control de obrero como un medio para destruir el control capitalista de la industria, que cedería al  fin superior de la planificación centralizada. [21]

Así, tres posiciones atormentaron el espíritu bolchevique en 1917: el espíritu cautelosotemía que el control de los trabajadores pudiera interferir con la construcción de una economía estatal; el espíritu indiviso veía la autogestión al mismo tiempo como método y  objetivo para establecer el socialismo; y, el espíritu de redefinitición se dio cuenta de que el control de los trabajadores podría usarse primero como un método para vencer al capitalismo y luego redefinirse como un control del partido que unifica la producción en nombre de la clase trabajadora. Estos espíritus lucharon entre sí, a veces dentro de sí mismos, hasta 1921 y más allá.

Los elogios al control de los trabajadores disminuyeron a medida que los líderes del partido vieron caer la producción, y la centralización se convirtió en la palabra del día. Aterrorizados por el desorden proliferante, decidieron traer de vuelta a los burócratas para manejar el estado y la economía. Shlyapnikov se sorprendió cuando regresó a Moscú en febrero de 1919 para ver el alcance que tenían los especialistas prerrevolucionarios en el control de la industria. La misma preocupación se hizo eco en todo el país. [22]

Las facciones bolcheviques de 1921 fueron las formas de corporización de esos tres espíritus del control obrero. La Oposición Obrera abogó por que los trabajadores tomen decisiones fundamentales sobre la producción y coordinen la economía a través de representantes electos. El bloque Trotsky-Bujarin, que respaldaba la militarización de arriba hacia abajo del trabajo, solamente se mofó del control obrero. Lenin, hábil manipulador, cohesionó a la abrumadora mayoría al cooptar gran parte del lenguaje del control obrero mientras adoptaba una forma más suave de la propuesta Trotsky-Bujarin.

El X Congreso del Partido Comunista Ruso

A fines de 1920, Lenin y Trotsky tenían representantes en el Comité Central (CC) del partido, mientras que no había ninguno de la Oposición Obrera. Dado que la facción de Trotsky era fuerte, casi teniendo una mayoría de CC, Lenin tenía su trabajo por separado, lo que le permitió hacerlo con más habilidad. [23]

Efim Ignatov fue uno de los muchos trabajadores de Moscú que promovieron un papel importante para los soviets y los sindicatos en la coordinación de la producción. Formaron un bloque con los partidarios de la OO para obtener una gran minoría de votos para la selección de delegados al X Congreso del Partido. Lenin hizo que el Comité Central (CC) del partido interviniera para negar la representación proporcional: todos los delegados fueron de su facción. [24] Se desconoce hasta qué punto el OO estaba igualmente subrepresentado en otras partes de Rusia.

Mientras que el apoyo a la OO era fuerte entre los trabajadores industriales, carecía de las habilidades políticas de Lenin y del talento de Trotsky para escribir. Entonces, varios de sus líderes recurrieron a Kollontai, quien escribió el panfleto titulado La Oposición Obrera.

Como editor del periódico del partido, Bujarin pudo asegurarse que el manuscrito de Kollontai fuera publicado mucho después de aquellos que transmitían los puntos de vista de Lenin y Trotsky. Cuando apareció, los trabajadores lo leyeron, hicieron a la Oposición Obrera eco de sus propias quejas: aunque la autoorganización de la producción debería ser la esencia del comunismo, a los trabajadores se les negaba cualquier función de este tipo, que se dejaba a los especialistas nombradis por el partido. El partido estaba interfiriendo a tal punto la iniciativa de los trabajadores que ni siquiera podían organizar sus propios comedores o guarderías sin recurrir a los burócratas. A medida que los antiguos capitalistas se adaptaron al sistema soviético, reaparecieron como los nuevos jefes. [25]

Kollontai bromeó diciendo que, si los líderes del partido consideraban a los sindicatos como "escuelas para el comunismo", los sindicatos deberían ser también los que los educasen a ellos. Propuso que "todas las decisiones cardinales de la actividad del partido"dentro de los sindicatos deberían ser sometidas a votación por los miembros del grupo. En lugar de concentrar los recursos para la visión dominante, abogó por la publicación de los puntos de vista de todas las facciones. Aunque el folleto de Kollontai afirmaba claramente que "los especialistas pueden hacer un trabajo valioso", los partidarios de Lenin lo ridiculizaron diciendo que ignoraba la necesidad de especialistas. [26]

El fraccionalismo fue aún más profundo en 1921 de lo que había sido en 1917 cuando algunos miembros del CC se opusieron a la toma del poder; o en 1918 cuando hubo una fuerte oposición al tratado de Brest-Litovsk; o durante muchos otros desacuerdos. En las disputas anteriores, los diferentes grupos bolcheviques se mantuvieron alineados, y las otras partes en disputas se mostraban como realineamientos diferentes. Pero la división de 1921 se había estado gestando durante años con lados opuestos cada vez más intransigentes, el tipo de conflicto que podría desgarrar a un partido.

Cuando los marineros se unieron al llamado de muchos trabajadores de Petrogrado en pro de elecciones democráticas y para hacer frente a la escasez de alimentos, la rebelión de Kronstadt estalló, al inaugurarse el 10° Congreso. El momento no podría haber sido peor para la OO, que abogaba firmemente por trabajar dentro del P.Comunista en lugar de levantarse en su contra.

Múltiples oradores usaron a Kronstadt para asociar a la OO con la contrarrevolución. Lenin abrió el congreso con un ataque a la OO diciendo que usaba los mismos lemas que Kronstadt. Señaló a Kollontai, denunciando su panfleto como la "plataforma de un nuevo partido" y exclamó: "¡Por esto no solo se la debería excluir sino también fusilar!" Intentando vincularla con otra fuente de discordia Bujarin aulló que la OO "fue cómplice de la oposición campesina al régimen soviético "[27]

A pesar de esa embestida de furia total de Lenin, la OO avanzó. Su aliado Ignatov hizo tres propuestas diseñadas para revertir el camino tomado por el P.Comunista: (1) expulsar a los miembros del partido no proletarios y no campesinos que se le habían unido desde mediados de 1918, (2) requerir que los no trabajadores esperasen 1-2 años antes de ocupar cargos en el partido, y (3) requerir que todos los miembros del partido hiciese al menos tres meses de trabajo físico al año. [28]

A medida que avanzaba el congreso, el control de Lenin se hizo más estricto y los votos para las propuestas de la OO se redujeron. Al final, hubo un voto abrumador que respaldaba la opinión de Lenin de que los trabajadores todavía no estaban listos para manejar la economía. Dos golpes llegaron durante la sesión final. Una resolución prohibió las facciones y permitió que el Comité Central (CC) expulsara a aquellos involucrados en la actividad de facciones. El segundo, dirigido específicamente al OO, condenó la desviación "sindicalista y anarquista" dentro del partido.

La frutilla de la torta fue la elección de Shlyapnikov para el CC y la negativa a permitir a los miembros de Oposición Obrera abandonar su puestos en el partido. Estas dos cosas destruyeron la capacidad de la OO de organizarse, y obligaron específicamente a Shlyapnikov a presentar los puntos de vista de Lenin cuando hablase en público. Una pregunta que nadie parecía haberse hecho era: si estaba bien que el P.Comunista hubiera prohibido facciones y amordazado a la OO, ¿habría sido correcto que los mencheviques hubiesen hecho lo mismo con los bolcheviques cuando tenían la sartén por el mango?

Hacia el final, el X Congreso ya no era ambiguo en la frase "control de los trabajadores"asumiendo que el único partido en el poder estaba solo en la representación de los verdaderos intereses de la clase trabajadora. El partido controlaría la industria, incluido el control de la gestión y las decisiones cotidianas relacionadas con la vida laboral. Esta interpretación implicaba que el partido de vanguardia, sabía mejor que los propios trabajadores cuáles eran sus verdaderas necesidades, y podría eliminar y reemplazar a los elegidos por las bases sindicales. 

El final se acerca

Después del X Congreso, las campañas anti-OO se multiplicaron. Los líderes partidarios retiraron a los ex organizadores de OO de los puestos y / o los transfirieron a lugares donde serían aislados. El epítome de esta estrategia fue cuando Lenin, Bukharin, Zinoviev y Vyacheslav Molotov colaboraron para derrocar a Shlyapnikov como jefe de la Unión de Metalúrgicos y reemplazarlo por sus burócratas. Se requirió el gran peso de la dirección del partido ya que el sindicato se resistió con fuerza, y votaron repetidamente en contra de tales maniobras. Cuando una comisión de CC argumentó que la razón para eliminar a eses trabajadores metalúrgicos específicos era que habían sido partidarios de la OO, Shlyapnikov respondió correctamente que tal medida violaba la prohibición de las fracciones por el X Congreso del Partido. [29]

En lugar de responder a las acusaciones de Shlyapnikov, la dirección inició el primer juicio contra Shlyapnikov por el delito de continuar con una facción (lo que no había hecho). Este ataque logró varios objetivos simultáneos. Primero, inició el terror contra la resistencia al poder de Lenin. (Un efecto colateral fue enseñarle a Stalin cómo llevar a cabo un juicio espectácular a través de falsas acusaciones). Segundo, al humillar públicamente a Shlyapnikov después de haberlo sacado de la dirección del sindicato, se socavó aún más su efectividad política. [30]

El aspecto más importante de la prueba piloto de Shlyapnikov fue cómo encajaba en el plan general para recortar el poder de la Unión de Metalúrgicos. Los 500,000 miembros del sindicato superaban en número a los miembros del P.Comunista. [31] Obligar a tal sdindicato a arrodillarse ante una organización más pequeña puso al P.Comunista en el camino a ser la única fuerza política y económica en el país.

Shlyapnikov no era un objetivo solitario de la ira del partido. La lista es bastante larga, y algunos de los casos notables son David Riazanov, Flor Mitin y Kollontai. Antes del congreso sindical de mayo de 1921, Riazanov criticó al partido por tratar a los sindicatos con desprecio, solo consultándolos sobre asuntos triviales e insistiendo en que sus líderes firmaran decretos, ya sea que estuvieran de acuerdo con ellos o no. Para evitar que Riazanov presentara tal resolución, le prohibieron asistir al congreso. (La disciplina partidaria significaba que los líderes podían decirles a los miembros a qué reuniones podían asistir y dónde no). Cuando la resolución llegó a la sesión y se aprobó pese a todo, el partido investigó cómo fue que la resolución pudo haberse abierto paso entre sus censores. [32]

Mitin descubrió cómo hacer frente a la degradación de los partidarios de OO en todo el país. Transfirió a muchos a una ubicación diferente, pero en una posición más alta de la que habían sido degradados. Sus acciones no violaron la prohibición de las fracciones, mientras que el patrón seguido por los partidarios de hacer blanco a los que habían sido miembros del OO violaba la prohibición. La dirección del partido consideró que esto era irrelevante y expulsó a Mitin. [33]

Cuando Kollontai criticó la Nueva Política Económica (NEP) en una reunión de la Internacional Comunista de julio de 1921 (Comintern), Trotsky tergiversó sus puntos de vista como siendo meramente los de un individuo, y apeló al sexismo de la audiencia al referirse a ella como una "Valquiria". Otros bolcheviques la denunciaron por violar la disciplina del partido y presentar las ideas de la "caduca" Oposición Obrera. [34]

Las tácticas anti-OO no se limitaban a ataques de personas, reasignaciones y expulsiones. Una extraña carta fue la de invitar a Shlyapnikov a unir esfuerzos para crear un nuevo partido internacional, lo que sería una violación extrema de la disciplina del partido. Shlyapnikov lo interpretó como una trampa. [35]

A los pocos meses del X Congreso del Partido, la represión contra la OO se había extendido rápidamente a través de Rusia. En Nikolaev, 84 de los 100 delegados a un congreso local apoyaron las ideas de OO. Como resultado, 90 de sus partidarios más conocidos fueron transferidos a otros lugares a principios de 1922. Las represalias contra los partidarios de OO y la destitución de los dirigentes sindicales electos resultó en un menor número de trabajadores dispuestos a participar en los sindicatos. [36]

El III Congreso de la Internacional Comunista

Con las oportunidades de discusión y organización cerradas, Kollontai y Shlyapnikov se dieron cuenta de que había una vía abierta para hacer escuchar sus ideas: la CKomintern.Uno de sus 21 puntos de acuerdo para unirse incluía el derecho de una minoría política en un país a apelar su caso ante la comunidad internacional. Organizaron un "Llamamiento de los 22" bolcheviques seguidores ante el Tercer Congreso de la Komintern del 24 de febrero al 4 de marzo de 1922, planteando la represión habida de activistas sindicales. [37]

Cuando Kollontai intentó dirigirse al Ejecutivo de la Comintern, Trotsky y Zinoviev la eliminaron de la lista de oradores. Resistiendo esa decisión, Kollontai insistió en hablar y Trotsky repitió su descalificación y ordenó a los delegados rusos "obedecer las directivas del partido". (La eliminación de Trotsky del derecho de una minoría a ejercer su derecho de disensión pronto lo perseguiría a él). La Komintern creó una comisión para investigar el asunto y censuró a los 22, ordenando abstenerse de tales acciones en el futuro. [38]

De vuelta en la URSS, las cosas no se calmaron. El Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos se reunió en marzo de 1922. A pesar de las intensas maniobras, los partidarios de WOO obtuvieron 84 votos contra 99 para el programa aprobado por la dirección del partido para el comité central del sindicato. Pidieron representación proporcional. El Politburó del PCR se metió en los asuntos del sindicato y dictaminó que los partidarios de la OO no deberían tener ninguna representación. [39]

Los partidarios de OO en la ciudad siberiana de Omsk tenían una mayoría del comité del partido. El secretario del CC Stalin tomó las riendas de la reorganización del Partido en Omsk: hubo reprimendas, expulsiones y más de 100 transferencias para restablecer el control del partido local desde el centro. [40]

Cuando se acercaba el XI Congreso del Partido, estaba claro que la visión de Lenin de los sindicatos como mediadores entre los trabajadores y los gerentes designados por el estado prevalecía sobre las posiciones de Trotsky de que los sindicatos deberían ser aplastados, lo mismo que la orientación de la OO de ser directores de industria. Los líderes de los partidos como Bujarin se vieron amenazados por su lealtad continua a las ideas de la OO. La existencia de Shlyapnikov estaba en contradicción con la creencia de Bularin de que los trabajadores no podían generar una "élite intelectual" capaz de manejar la economía. La necesidad de destruir a Shlyapnikov y sus compañeros de pensamiento figuraba en las frecuentes quejas de que el "Llamamiento de los 22" había caído en manos de los reaccionarios y amenazaba la revolución, quejas que prefiguraban las que aparecerían contra Trotsky. [41]

El XI Congreso del Partido tuvo lugar del 22 de marzo al 2 de abril de 1922. Como Lenin había teorizado que las condiciones en Rusia significaban que el proletariado ya no existía como clase, Shlyapnikov felicitó al congreso "por ser la vanguardia de una clase inexistente". [42] Lenin le recordó al Congreso que los que crean pánico en un ejército son fusilados y denunciaron a los participantes en el "Llamamiento de los 22" por iniciar el pánico en el partido. Para nada ambigua fue la insinuación de que Shlyapnikov, como creador de esa campaña, debería ser fusilado.

Kollontai desafió la atmósfera de terror que envolvía la persecución del partido hacia aquellos que apoyaban las creencias del OO. Señaló que la prohibición de las fracciones creaba una atmósfera en la que dos camaradas involucrados en la discusión temían que un tercero ingresara a la sala porque esa persona podía acusarlos de tener una reunión "de fracción". [43]

Mientras el partido discutía si Shlyapnikov y Kollontai deberían ser expulsados ​​por por celebrar reuniones "fraccionalistas", Shlyapnikov se burló de ellos por no presentar pruebas de que las "reuniones" tuviesen un presidente, agenda, votos o actas. [44] Al leer este período de la historia soviética, es fácil perderse en una discusión sobre si Shyapnikov, Kollontai y cientos de grupos en toda Rusia estaban o no enmarcados en la prohibición de las fracciones y perder de vista el hecho de que "la disciplina partidaria"en 1922 implicaba la suspensión de los derechos democráticos básicos.

A lo largo de 1922, la policía secreta fue usada cada vez más para descubrir lo que la dirección del partido veía como sus enemigos. Shlyapnikov sospechaba fuertemente que los infiltrados de la policía estaban detrás de una mujer que buscaba impulsarlo a crear una "cuarta internacional", un acto que habría confirmado las acusaciones de Lenin. La policía secreta mantuvo una estrecha vigilancia de los grupos de oposición del partido como el grupo 'Verdad Obrera' cuyos miembros fueron arrestados más tarde.Anteriormente, la Cheka había destruido un grupo que se había atrevido a separarse del P.Comunista y llamarse a sí mismo el "Partido Socialista Obrero-Campesino". [45]


¿Cómo estrangular a una oposición?

La supresión de la disidencia dentro del Partido Comunista de Rusia no fue una aberración del X Congreso del Partido: la precedió, y se intensificó después de él. La enfermedad de Lenin determinó su ausencia durante la mayor parte de 1923. (Murió en enero de 1924). Lo que sigue son acciones y tendencias que precedieron al ascenso de Stalin al poder:

a. Probablemente la queja más frecuente entre los partidarios de OO fue la transferencia a otros lugares para evitar que se organizasen, hablasen o asistiesen a congresos o conferencias.

b
Tal vez empatado en el primer lugar entre las quejas, estaba la eliminación de los representantes electos de los trabajadores y / o el nombramiento de los que serían más obedientes.

c
La publicación de opiniones minoritarias se retrasó o no se permitió a los disidentes defenderse de los ataques.

d
Las fechas de las conferencias se cambiaban desde arriba para evitar que los miembros discutieran los problemas.


 e. Los votos fueron anulados o las minorías fueron privadas de la representación proporcional en los cuerpos superiores.

f
Las reglas contra el "fraccionalismo" se aplicaban vigorosamente a las minorías partidarias, mientras que las mayorías podían participar en ese tipo de comportamiento sin reprimendas.

g. A muchos se les prohibió renunciar a los cargos del partido, lo que los obligó a representar puntos de vista con los que no estaban de acuerdo cuando hablaban públicamente.

h. A los oposicionistas se les prohibió presentar una propuesta  votación y se les prohibió apelar la decisión ante un cuerpo superior.

i.
 Los oposicionistas fueron atacados repetidamente por hacer el juego a los contrarrevolucionarios.

j. La policía secreta fue utilizada contra los críticos dentro del Partido Comunista a través de la vigilancia, el interrogatorio, el acoso y el arresto.

k. Los oposicionistas fueron expulsados ​​del partido por divergencias.

j. Lenin señaló oponentes que sugirió que deberían ser fusilados, eso no fue una forma de construir la solidaridad entre los camaradas.

Los que parecían con más frecuencia como los ingenieros de la destrucción del OO eran Lenin, Zinoviev, Trostky y Bujarin. Aunque el nombre de Stalin aparece entre los que llevan a cabo la supresión, no aparece tan prominente como estos, la historia sugiere que Stalin aprendió con éxito las lecciones que ellos le enseñaron.


Lucha por la supremacía

Cuando la salud de Lenin se complicó, el conflicto por la sucesión se volvió extremo. El "triunvirato" de Stalin, Zinoviev y Lev Kamenev manipuló las elecciones al XIII Congreso del Partido de enero de 1924 tan a la perfección como lo había hecho el centro del partido contra la OO. Aunque Shlyapnikov se mantuvo al margen de las luchas fraccionales subsiguientes, hizo pública una fuerte oposición al "socialismo en un solo país" de Stalin, lo que provocó que se le negara el derecho a hablar en el XIV Congreso en mayo de 1925. Ese año, Zinoviev y Kamenev se hicieron eco de la preocupación de Shlyapnikov y se creó la "Oposición Unida" (UO) con Trotsky. Stalin luego se aseguró de que los sacaran de sus puestos, tal como lo había hecho el centro del partido con la OO. [46]

Shlyapnikov escribió sobre sus acuerdos y desacuerdos con Trotsky y concluyó que Trotsky tenía pocas posibilidades de acaparar el liderazgo del partido. Las acusaciones de quién hizo qué a quién y por qué durante 1923-27 se volvieron extrañas. Trotsky, Zinoviev y Kamenev hicieron todo lo posible para atraer a los partidarios de la OO a su grupo y denunciaron la creciente variedad de tácticas que Stalin usó contra ellos, a pesar de su similitud con las tácticas que habían utilizado contra el OO. Stalin apuntó simultáneamente sus armas contra Shlyapnikov con una falsa "Carta de Bakú", un documento que había sido alterado para sugerir que los partidarios de la OO querían disolver los Partidos Comunistas en Europa occidental. [47]

Después de que los matones de Stalin interrumpieron sus reuniones, Trotsky, Zinoviev y Kamenev admitieron que la Oposición Unida había perdido, denunciaron a Shlyapnikov por sus ideas de la OO y prometieron disolver su grupo. El historiador Isaac Deutscher escribió que Shlyapnikov cedió ante Stalin aunque en realidad fue la Oposición Unida la quen lo hizo. De hecho, un artículo de Pravda de Valerian Kuibyshev denunció a Shlyapnikov por no reconocer sus errores como Trotsky y Zinoviev lo habían hecho. [48]

La O.Unida se indignó por la falta de relaciones exteriores de Stalin y, a pesar de su promesa de terminar con el fraccionalismo, en mayo de 1927 emitió la "Declaración de los 83". [49] Shlyapnikov y sus aliados no eran firmantes y han sido criticados desde entonces por no haberlo hecho.

La biógrafa de Shlyapnikov, Barbara Allen, interpreta su falta de voluntad para firmar la declaración fue debido a (1) la negativa de Trotsky de invitar a Shlyapnikov a participar en su redacción o edición, y (2) por el rechazo de Trotsky de retirar su condena a la Oposición Obrera el año anterior. [50] Aunque está claro que un líder prominente como Shlyapnikov no sumó su nombre a un documento porque se le excluyó de la redacción y se omitió varias creencias de la OO, los problemas que separaron a la Oposición Obrera de la Oposición Unida fueron mucho más profundos.

En 1927, León Trotsky fue uno de los líderes más políticamente inestables del P.Comunista, habiendo ocupado prácticamente todas las posiciones en el espectro socialdemócrata. Primero, era un menchevique que denunciaba el autoritarismo de Lenin; luego, organizó su propio grupo alrededor de su persona; luego, renació como el discípulo incuestionable de Lenin; luego, en 1919, él y Bujarin cohesionaron a la facción de extrema derecha en oposición a Lenin y a la OO. Como menchevique, Trotsky elogió la democracia interna del partido; luego se volcó a convertirse en un gran opositor de la democracia partidaria, escribió varios capítulos en el libro de la represión de la disidencia y ayudó a desarrollar prácticas para aplastar a los opositores al partido; y finalmente, pisoteó furiosamente su propio pie al convertirse en víctima de las mismas reglas y prácticas de las que era coautor. Al darse cuenta de que haber sido un bolchevique de derecha no funcionó tan bien, Trotsky reapareció como un oposicionista de izquierda. Sus discípulos lo han adorado como "izquierdistas" desde entonces.

Trotsky había ridiculizado la falta de fe de Kollontai en los especialistas y burócratas durante el Congreso del Partido de 1921, pero zigzagueó en 1923 para exigir que la burocracia industrial fuera "destruida". [51] Mientras tanto, Shlyapnikov y Kollontai mantuvieron la misma posición que habían tenido durante años: conservar a los especialistas como asesores y elegir a los gerentes. El contraste fue profundo porque la vida política de Shlyapnikov se había centrado en la democracia en el lugar de trabajo, mientras que Trotsky sacó de su sombrero al conejo de la democracia cuando era conveniente.

La inconsistencia de Trotsky, junto con la alineación y realineamiento de los aliados de las fracciones de Kamenev y Zinoviev, haría que cualquier persona razonable pregunte: "¿Qué hará la Oposición Unida con nuestro programa económico si realmente derrota a Stalin y Bujarin?". durante los debates de 1919-1921 y repitiendo ese desprecio en 1926, no había ninguna razón para creer que no volvería a suceder. Shlyapnikov no se habría sentido extraño si se hubiera preguntado si el mismo grupo que ayudó a eliminar la influencia de la  OO ahora estaba jugando a su lado para obtener apoyo mientras secretamente planificaba deshacerse de él una vez que tuviese la ventaja sobre Stalin. La ausencia de interés de la Oposición Unida en solicitar la opinión de los partidarios de Oposición Obrera al redactar su programa debe haber exacerbado las sospechas sobre sus objetivos a largo plazo.

Aunque tanto Kollontai como Shlyapnikov continuaron trabajando dentro del P.Comunista las luchas internas los llevaron en diferentes direcciones. Kollontai escribió que temprano en la vida había sido tímida e insegura de sí misma. La gravedad de los ataques a sus puntos de vista y su personalidad parece haberla traumatizado y amargado. Kollontai desempeñó un papel fundamental en la organización de un tratado de reconocimiento mutuo entre Noruega y la URSS en febrero de 1924 y luego siguió con el trabajo diplomático en México. Continuó abordando el tema la opresión de las mujeres, incluso cuando la oposición alrededor de Trotsky no lo hizo. [52]

En su autobiografía, Trotsky atacó a Kollontai por "inclinarse" ante Stalin. Trotsky parecía suponer que cualquiera que no se inclinase ante él, había apoyado la proclamación de Stalin. En 1927, escribió que "... las masas desconfían de la oposición ... La formación de un bloque entre los mutuos oponentes de ayer es completamente incomprensible". [53] Esta bofetada a Kamemev y Zinoviev no significaba que se estuviese arrastrando ante Stalin. Sin embargo, Shlyapnikov le trasmitió su desaprobación. [54] Aunque los artículos de Kollontai se volvieron poco frecuentes, ocasionalmente escribió sobre asuntos de la mujer y continuó el trabajo diplomático con Noruega y Suecia hasta su muerte en marzo de 1952. [55]


Shlyapnikov bajo Stalin

A medida que Stalin consolidó el poder, Shlyapnikov continuó su curso de trabajo dentro del Partido al intentar hacer lo que pudo para mejorar la condición de los trabajadores.Esto requirió que negara repetidamente las acusaciones de fraccionalismo. Durante 1926-27, un trotskista detenido en Omsk trató de desviar la atención con las afirmaciones de que un grupo de la OO formado en secreto tenía literatura ilegal y equipo de impresión y había tratado de vincularse con otras ciudades. Shlyapnikov tuvo que asegurarle a la policía secreta que había advertido a sus amigos que no hicieran nada de esto. [56]

Cuando Shlyapnikov se retiró para escribir memorias de la revolución, fue duramente criticado por no haber glorificado a Stalin. Al negarse a retractarse, fue expulsado del P.Cominista en 1933. La campaña de odio se puso en marcha: los partidarios de Stalin comenzaron a condenar a los que no condenaron a Shlyapnikov. [57]

Hasta el final, Shlyapnikov fue un trabajador intelectual que se centró en cómo la organización del trabajo podría mejorarse. A lo largo de su vida, la democracia y la productividad industrial fueron uno y el mismo objetivo. El concepto central de la Oposición Obrera fue que aquellos que trabajan todos los días comprenden las mejores formas de mantener y mejorar los procesos de producción. Incluso antes de la revolución, Shlyapnikov se había opuesto a la aceleración de la producción, señalando que vio más accidentes industriales con un día de 8 horas que el anterior día de 11 horas. Cuando Trotsky predicó que la productividad del trabajo debe aumentarse aplicando el látigo bolchevique, Shlyapnikov explicó pacientemente que el problema real eran los cuellos de botella que impedían que los suministros llegasen a las fábricas. Se dio cuenta de que la ultra-especialización de las fábricas intensificaba los cuellos de botella, e impedía que cada fábrica pudiese producir lo más que le fuese posible. [58]

Una discrepancia fundamental con el centro del partido fue la creencia de la OO de que la gestión efectiva de la industria solo podría producirse si se incluyera a los no bolcheviques en la toma de decisiones. Lenin, Trotsky y otros insistieron en que las decisiones se debiesen dejar a los bolcheviques, a los que se les exigió votar según las instrucciones de la disciplina partidaria. Entendiendo que el hambre y el frío empeorarían la baja productividad, la OO quedó horrorizada ante la Nueva Política Económica de Lenin (NEP) que priorizaría el desarrollo de campesinos ricos sobre el aumento de alimentos y combustible para los trabajadores industriales.

En lugar de depender del uso del mercado de la NEP para ayudar a los campesinos, Shlyapnikov abogó por la construcción de la industria y la mejora de los salarios para que los campesinos puedan vender más fácilmente el pan a los trabajadores urbanos. El acercamiento de Shlyapnikov al campesinado era instar a la formación voluntaria de cooperativas para mejorar la productividad agrícola (en contraste con la colectivización forzada que Stalin llevaría a cabo). [59]

Cuando Trotsky propuso en 1923 cerrar las pequeñas fábricas y concentrar la industria, Shlyapnikov señaló que el desempleo ya estaba asolando las ciudades de Rusia. Con fe en los trabajadores de Rusia, Shlyapnikov abogó por la construcción de la industria mediante un mejor uso de los recursos, como usar el oro para financiar la fabricación de máquinas nacionales en lugar de comprar productos extranjeros. [60]

Sin embargo, Shlyapnikov tenía un conocimiento tan fuerte de los procesos industriales que en 1927 fue enviado a Europa occidental para comprar maquinaria de alta calidad. De vuelta en Rusia, se dio cuenta de que un factor importante que interfería con la planificación era que las distorsiones en los datos aumentaba en los niveles sucesivos de la gestión. [61]

Cuando la Unión Soviética comenzó su primer Plan Quinquenal, Shlyapnikov se convirtió en líder de la asociación de las industrias de metal en 1931. Allí coordinó la transición para fabricar instrumentos de precisión necesarios para la fabricación de aviones, automóviles y tractores. [62]

Incluso después de su arresto en 1935, Shlyapnikov trabajó como asistente del director de transporte en Astrakhan, donde se encontraba en el exilio. Su hijo Yuri, a quien se le permitió visitarlo en 1936, quedó impresionado con el diseño de Shlyapnikov de una máquina que ahorraba el tiempo para descargar el pan. Este fue el año antes de su ejecución. [63]

Como las ideas de Shlyapnikov sobre el control obrero de la industria eran conocidas en toda Rusia, Stalin necesitaba destruirlo, especialmente después del descontento laboral generalizado de 1932. Shlyapnikov también era una espina en el costado de Stalin porque se negaba a admitir errores, como lo habían hecho Trotsky y Zinoviev en 1926. La alabanza del gran líder estaba en boga durante el XVII Congreso del Partido en 1934, pero Shlyapnikov nunca se unió al coro. La falta de voluntad de Shlyapnikov para inclinarse ante Stalin bien podría haber sido la razón por la cual no hubo un juicio público para él como hubo otras luminarias que confesaron actividad "contrarrevolucionaria", incluyendo Bujarin, Zinoviev, Kamenev y muchos otros. [64]
 



Shlyapnikov era peligroso para todos los equipos en el poder desde la revolución porque iba con sus ideas bajo el brazo mientras jugaba según sus reglas. Cuando el X Congreso del Partido prohibió las fracciones, la OO se disolvió (aunque el centro del partido continuó con su propio comportamiento de fracción). A medida que el concepto de comportamiento fraccional se ampliaba, Shlyapnikov trabajaba con sus compañeros de pensamiento para operar lo mejor que podían, a diferencia de Trotsky, quien imponía con entusiasmo las reglas cuando era parte de la camarilla gobernante e ignoraba las mismas reglas cuando quedaba  afuera.

A lo largo de su vida como disidente, Shlyapnikov continuamente bromeaba con aquellos que no lograban percibir los agujeros que había en sus propias reglas. Cuando los interrogadores de Shlyapnikov lo interrogaron por primera vez acerca de "opiniones antipartidarias", él preguntó si le estaban atribuyendo "sus propios pensamientos". Cuando se le preguntó por qué no criticaba sus propios escritos históricos, replicó que el partido no lo había asignado a él para escribir ficción histórica. En el tribunal por su juicio de purga de 1933 debido a una larga lista de crímenes contra el partido, preguntó sobre cómo podría haber ocurrido tal actividad delictiva durante 16 años sin que nadie lo notara. Bajo interrogatorio en 1935 por una supuesta conspiración, notó el absurdo de afirmar que había trabajado secretamente con Zinoviev en 1932 cuando la oposición de Zinoviev fue derrotada, pero en cambio no tuvo nada que ver con algo así en la década de 1920 cuando Zinovienv era más fuerte. [65]

Stalin nunca fue famoso por su sentido del humor. Decidió que Shlyapnikov tendría el mismo destino que otros criminales de pensamiento. Shlyapnikov fue arrestado de nuevo en septiembre de 1936 como uno de los miles de víctimas del Gran Terror. Lo único irrisorio de la camarilla de Stalin fueron los cargos que presentaron a sus víctimas. El 2 de septiembre de 1937 el tribunal declaró culpable a Shlyapnikov de encabezar la"organización terrorista antisoviética" llamada Oposición Obrera, que había conspirado con"terroristas trotskistas-zinovievistas y bujarinistas de 
derecha". Shlyapnikov fue asesinado en Moscú el mismo día. [66] El aislamiento y la persecución de Shlyapnikov por parte de Lenin habían facilitado su ejecución por parte de Stalin.

Mirando hacia adelante

Sí, Stalin fue un malvado. Pero no era un pensador particularmente creativo. Stalin llevó a cabo una enorme gerneralización y modificación de las técnicas de supresión de quienes le precedieron. La comprensión de lo que lo llevó a su consolidación de poder es esencial para construir organizaciones hoy en día que sean democráticas y revolucionarias.

El fantasma de la OO persigue cada escenario de actividad progresiva. Si buscamos crear uniones democráticas, establecer partidos políticos independientes, cultivar alimentos locales y saludables o construir cooperativas de consumidores, enfrentamos repetidamente a quienes nos controlarían desde arriba. Aprender del legado de la OO requiere explorar su debilidad a medida que apreciamos sus puntos fuertes.

Durante cada fase de la Revolución Rusa, hubo quienes criticaron a los líderes de OO por no abandonar el PC de Rusia y formar un partido independiente. No hay acuerdo sobre cuándo debería haber ocurrido tal cosa. ¿Habría sido demasiado pronto en 1919 cuando Shlyapnikov regresó a Moscú y escuchó que las quejas contra la administración verticalista se estaban extendiendo a través de Rusia?

¿Había llegado el momento de 1920, cuando la Guerra Civil había terminado y la militarización del trabajo se estaba convirtiendo en la palabra del día? ¿O fue la hora crítica del X Congreso del Partido que, en 1921, prohibió a la OO utilizar su nombre u organización? ¿O quizás en 1922, cuando a los antiguos miembros de OO se les prohibió compartir sus preocupaciones a nivel internacional? ¿Habría sido demasiado tarde en 1929 cuando las políticas de colectivización forzada de Stalin provocaron millones de muertes? A pesar de las protestas de los trabajadores en 1932, Stalin había consolidado el poder a tal punto que un partido de oposición apenas podría haber sobrevivido.

Cualquiera que haya sido la fecha "correcta", definitivamente no fue en 1927, cuando la Oposición Unida emitió la "Declaración de los 83". Para entonces, prácticamente todos los que apoyaban las ideas de OO entendían que ponerse del lado de Trotsky sobre Stalin significaría reemplazar a un autoritario egomaníaco con otro. Aliarse con aquellos que despreciaban por completo la democracia en el lugar de trabajo hasta que se volviera políticamente conveniente fingir solidaridad, habría traicionado todo por lo que lal OO había trabajado.

¿Era inevitable la marcha constante (aunque a menudo tortuosa) hacia la centralización económica, como pensaba el historiador E. H. Carr? [67] Si es así, los conceptos de OO eran fantasías caprichosas que deben descartarse tanto ahora como entonces. El control central sigue siendo una parte esencial del pensamiento leninista, ya sea que aparezca como trotskismo o maoísmo.


La suposición básica es que la única forma que una sociedad poscapitalista puede adoptar es tener una camarilla gobernante sobre un  partido único que controle la economía y la vida laboral. Por lo qué el desafío de la OO a este punto de vista, aunque fue derrotado, sigue siendo crítico en la actualidad.

En un mundo devastado por el cambio climático, la xenofobia racista, el neoliberalismo y la adoración sin sentido de la posesión de objetos, el fin del capitalismo podría ser tan aterrador como la inanición que envolvió a las ciudades rusas en el momento de su revolución. Las personas desesperadas, despojadas de su confianza en sí mismas, son propensas a inclinarse ante líderes fuertes en lugar de mantener el poder en sus manos colectivas. 


Las luchas por parte de la OO muestra la necesidad de que los poderosos no se hagan del control y se conviertan en una nueva clase dominante. La autogestión de los trabajadores, los colectivos agrícolas y las cooperativas de consumo pueden unirse para crear una sociedad democrática sin estar dominados por los mercados corporativos o las élites vanguardistas.

El fracaso final del OO se debió, en parte, a la falta de una habilidad política ymanipuladora como la de Lenin. Fue, en parte, debido a la falta de una brillantez en la escritura como Trotsky. 


Más que cualquier otra cosa, fue la falta de confianza en sí mismoa lo que llevó a la OO a buscar el apoyo de aquellos decididos a destruirlo. 

Shlyapnikov pasó toda su vida política teniendo fe en la organización bolchevique. Era una figura sobresaliente en la revolución porque su debilidad final era la misma que su grandeza: su fracaso para actuar como si fuera el Príncipe.

Los observadores vieron a Shlyapnikov tan fácilmente superado, y no era rival para Lenin.Cuando rompió su relación amorosa con él en 1916, Kollontai concluyó que, en las batallas políticas, Shlyapnikov era "impotente y torpe". [68] Mientras que Kollontai pudo haber dado en el clavo al reconocer la ingenuidad política de Shlyapnikov, el martillo se recuperó Los amigos de Lenin a menudo se referían a él como "Ilich". Ella terminó su obra más famosa,La Oposición Obrera, escrita antes del X Congreso del Partido, con la profecía "Ilyich estará con nosotros todavía". [69] Mientras Lenin estaba ideando una estrategia para destruir  a la OO, Kollontai fantaseaba con que abrazaría su causa. Kollontai pone su esperanza en Lenin y manifiesta el pathos de aquellos que buscaban que la clase oprimida se convirtiese en su propio maestro.
 


Muchos creen que honrar los grandes logros de líderes como Lenin y Trotsky requiere (1) pasar por alto la enormidad de sus errores y (2) denigrar las contribuciones de aquellos como Shlyapnikov y Kollontai.  

La Revolución Rusa nos muestra que cuando las personas oprimidas se asocian con aquellos que tienen las capacidades intelectuales de los líderes bolcheviques, tarde o temprano la clase necesita arrebatar el control de sus manos, incluso cuando los estos líderes gritan que hay ser capaces de imporese sobre la sociedad porque la contrarrevolución es fuerte.

En retrospectiva, todos menos los más ciegos pueden ver que la ultra-centralización que desmembró la autogestión en el lugar de trabajo, no creó el socialismo, sino un nuevo tipo de dominación, la de lo se se ha denominado la clase dominante de la vanguardia, burocrática o coordinadora.  


Construir una sociedad sin clases requiere terminar con la dicotomía entre controladores y controlados.  

Los líderes deben ser conscientes del poder que tienen y estar dispuestos a hacerse a un lado en lugar de mantenerse en el poder durante décadas.

Lo que es más importante, necesitamos construir una cultura de aquellos que no están en posiciones de liderazgo y que se acerquen al plato para usar las habilidades que nunca hubieran sabido que tenían. Aún más importante, los miembros de la base deben insistir y exigir que los líderes les enseñen las habilidades de organización, discusión y escritura que son necesarias para reemplazarlos a ellos. Cada grupo progresista -no solo los sindicatos, sino también los partidos políticos y los grupos centrados en la organización comunitaria, la protección del medio ambiente, el antiimperialismo y los derechos de los especialmente oprimidos- necesitan ampliar ampliamente la práctica de rotar el papel de coordinadores


Esto es lo que significa desarrollar un liderazgo que se niega a sí mismo en el proceso de conversión.

Fuente: Links, http://links.org.au/democratic-production-workers-opposition-revolutionary-russia
--------------------------------------------------- 
 

Este artículo se basa en una presentación de enero de 2018 en Legacy Books & Cafe en St. Louis, Missouri. Don Fitz, que puede ser contactado en fitzdon@aol.com, fue el candidato de 2016 del Partido Verde para el Gobernador de Missouri. Está en el Consejo Editorial de Green Social Thought, donde apareció este artículo por primera vez, y es Coordinador de Extensión para Green Party of St. Louis.

Notas 

  1. Karl Marx y Frederick Engels, "Manifiesto del Partido Comunista". En Selected Works of Karl Marx and Frederick Engels, Vol. 1 (Moscú: Progress Publishers, 1969).
  2. V. I. Lenin, "El Estado y la Revolución". En Selected Works of V. I. Lenin, Vol. 2 (Moscú: Progress Publishers, 1970). 
  3. Barbara C. Allen, Alexander Shlyapnikov, 1885-1937: La vida de un viejo bolchevique (Chicago IL: Haymarket Books, 2015), 106. 
  4. Ibid., 133. 
  5. Edward Hallet Carr, La revolución bolchevique: 1917-1923. Vol. 2 (Nueva York: W.W. Norton & Company, 1985), 85. 
  6. Allen, 122. 
  7. Ibid., 131. 
  8. Ibid., 137-139.
  9. Ibid., 1, 158. 
10. Ibid., 141.
11. Ibid., 143. 
12. Ibid., 146-147. 
13. Ibid., 174, 160. 
14. Ibid., 162. 
15. Ibid., 167. 
16. Carr, 215.17. Allen, 166. 
18. Ibid., 167. 
19. Carr, 29-30. 
20. Ibid, 65, 68. 
21. Ibid., 58. 
22. Allen, 132.
23. Ibid., 163-164. 
24. Ibid., 72-73. 
25. Alexandra Kollontai, La oposición obrera. En Alix Holt, Selected Writings of Alexandra Kollontai (Nueva York: W.W. Norton & Company, 1980), 152, 163-164. 
26. Ibid., 179, 195-197. 
27, Allen, 182-184.
28. Ibid., 184-185.
29. Ibid., 191, 204. 
30. Ibid., 216. 
31. Ibid., 209. 
32. Ibid., 200-202. 
33. Ibid., 211-212. 
34. Ibid., 213. 
35. Ibid., 214. 
36. Ibid., 212, 218, 229. 
37. Ibid., 232. 
38. Ibid., 233. 
39. Ibid., 237. 
40. Ibid., 240.
41. Ibid., 238. 
42. Ibid., 245.
43. Ibid., 247. 
44. Ibid., 248. 
45. Ibid., 210, 241, 254-257. 
46 ​​Ibid., 262.
47. Ibid., 262, 270-272. 
48. Ibid., 274-277. 
49. Ibid., 279. 
50. Ibid. 
51. Ibid., 261. 
52. Alix Holt, Selected Writings de Alexandra Kollontai (Nueva York: W.W. Norton & Company, 1980), 29, 293, 297. 
53. Ibid., 298. 
54. Allen, 281. 
55. Holt, 23. 
56. Allen, 293-305.
57. Ibid., 309, 313. 
58. Ibid., 46, 306. 
59. Ibid., 261, 265.
60. Ibid., 261. 
61. Ibid., 288-290, 343. 
62. Ibid., 305. 
63. Ibid., 360. 
64. Ibid., 277, 320, 331-332.
65. Ibid., 319, 323, 327, 344. 
66. Ibid., 363.
67. Carr, 55-95. 
68. Allen, 70, 80.
 69. Kollontai, 200. 
   

  https://n0estandificil.blogspot.com.uy/2018/03/enigma-para-espias-el-caso-del-espia.html                       

 

Navigare necesse -  F. Moyano 

        n° 497

06/04/2018

Frida Khalo