Ir a portada
 ARTE & CULTURA   coordinadora de la rúbrica :   

Libros como medicina: abre la primera 'farmacia' literaria

Una nueva librería en Florencia ofrece soluciones literarias a cualquier problema, de la depresión al insomnio, a través de un catálogo de 4.000 títulos

                                Piccola Farmacia Letteraria o cómo los libros curan.

Menos ansiolíticos y más libros. Es la particular receta de la Piccola Farmacia Letteraria, una nueva librería en Florencia que ofrece soluciones literarias a todo tipo de problemas, que van desde la depresión al insomnio, pasando por el desamor, la nostalgia, la baja autoestima, el luto o la pérdida del empleo.

Ultramodernas como Oodi, en Finlandia, o cargadas de historia, como Ateneo Grand Splendid, en Buenos Aires, librerías y bibliotecas son unos de los últimos reductos de paz de las ciudades. Con el móvil en silencio, merece la pena desconectar durante un buen rato, libro en mano, mientras el tiempo fluye. Nada malo puede suceder dentro de un templo de libros.

Esta librería de Florencia va un paso más allá y se ofrece remedio. Con indicaciones, posología y hasta posibles efectos secundarios, cada libro, al igual que cada medicamento, está recetado para un problema concreto. Las obras se clasifican en alrededor de 70 categorías que engloban hasta 4.000 referencias.

Así, la obra 'High fidelity' de Nick Hornby prescribe para tratar el amor no correspondido, mientras que 'El jilguero', de Donna Tartt se indica para aliviar la tristeza después de un luto.

        Para leer más: Finlandia diseña la biblioteca del futuro

Una historia de novela

Elena Molini es la librera detrás de este proyecto, que abrió sus puertas hace menos de un mes en un barrio del sur de Florencia (Via di Ripoli, 7). Con 35 años y tras cuatro de trabajo en grandes cadenas de distribución, decidió crear su propio negocio con un modelo muy original.                

                                        

"Me di cuenta de que la gente buscaba libros para encontrar respuestas o consuelo", afirma Molini. "Me pregunté cómo podía responderles y así nació la Farmacia".

Los libros se dividen, por colores, en grandes categorías de sentimientos y cada uno de ellos se acompaña de su particular prospecto

Los libros se dividen, por colores, en grandes categorías de sentimientos y cada uno de ellos se acompaña de su particular prospecto , con indicaciones, posología y hasta posibles efectos secundarios. Su propietaria asegura haber leído absolutamente todos y haberlos encuadrado en un estado emocional con la ayuda de su hermana, psicóloga.

Salir de una relación tóxica, recuperar la autoestima o, simplemente, comenzar a leer bajo una dirección son algunas de las demandas más frecuentes que atiende Molini, que asegura que "casi nunca recomiendo el mismo libro o, mejor dicho, el libro que recomiendo se basa en la historia que me cuenta quien entra por la puerta".

                                                                       

Tras el éxito de su negocio, la Piccola Farmacia Letteraria abrirá en pocos días una tienda online para vender a todo el mundo. Además, quien necesite su particular consejo, puede completar un formulario al que la librera responderá ofreciendo tres opciones de libros, siempre sin condicionar la compra y de forma totalmente gratuita.

Fuente:  https://www.cerodosbe.com/es

     n° 508

28/02/2019

Frida Khalo