Ir a portada

     

                               Crisis mundial 2020 y transición al postcapitalismo

                                             globalizacion_quebrada_mobile.png

A Modo de Introducción

Este trabajo considera importante partir de comprender que nos encontramos en un momento de la historia donde la Crisis Mundial se profundiza. Y con ella las pujas de poder se manifiestan en toda su claridad y crudeza.

En estos momentos los actores financieros que entran en su fase de declinación estratégica recurren a las guerras militares y con ello también a los correspondientes incrementos en los gastos militares (Corporaciones Continentalistas Norteamericanas). Mientras los actores financieros del poder que están en su fase histórica ascendente (Transnacionales Globalistas) recurren a las guerras económico-financieras. Además, debemos observar cómo la puja entre ambos desde 1997-2001, le ha dado forma y ha configurado la llamada crisis financiera global en el 2008 mostrando sus armas militares-paramilitares y financieras-parafinancieras en el periodo 1997-2008, que ya incluso recorre el mundo, no solo a los Estados Unidos.            

                                                

 

                                         El agotamiento del desarrollo: la confesión de la CEPAL

                                                     ambiente_extractivismo.jpg

Lo que puede ser interpretado como la confesión de una derrota que afecta a toda América Latina, ha pasado casi desapercibida. Se acaba de admitir que todas las estrategias de desarrollo implementadas en la región están agotadas. No sólo eso, sino que además se fracasó en todas ellas. Esa es la confesión de la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

A pesar de la gravedad de la declaración, no reaccionaron ni los gobiernos, ni la prensa, ni los actores ciudadanos directamente vinculados a la temática del desarrollo. Es más, la secretaria de CEPAL, Alicia Bárcena, avanzó más afirmando que el extractivismo, o sea la exportación de materias primas, es el que está agotado porque "concentra riqueza en pocas manos y apenas tiene innovación tecnológica" (1).             

 

                                                

 

                        El capitalismo es una mafia peligrosa disfrazada de legal

 

                                        El capitalismo es una mafia peligrosa disfrazada de legal

El capitalismo, como sistema socio-económico y político, se basa en la explotación del trabajo de las grandes mayorías. Nació con las manos manchadas de sangre (la única manera de generar riqueza es con el trabajo… de los otros), y sigue ese mismo camino. En realidad, no puede seguir otro derrotero: no hay capitalismo "bueno". El Estado benefactor, los planteos socialdemócratas, son posibles solo en algunos escasos lugares (Europa Occidental, por ejemplo, y en particular los países nórdicos); pero ellos presuponen una gran acumulación de riqueza posible de "chorrearse" hacia abajo, la cual se consigue solo con la super explotación de alguien (para el caso, el Tercer Mundo, África, Latinoamérica, zonas de Asia). El capitalismo lleva en sus entrañas la explotación del trabajador; esa es su esencia.             

 

                                                  

 

                                   Cortarle las piernas al gigante agroindustrial

a
  Foto: Paula Cruz

 «El Gigante Agroalimentario mantiene su necedad mientras los niños y adolescentes desde Entre Ríos (Paraná, Argentina) hasta Jalisco (México) y los pueblos campesinos de América Latina son fumigados. Sin estas niñas y niños, sin semillas y sin producción campesina nuestro futuro está siendo fumigado».

Los gigantes agroalimentarios se multiplican en América Latina dejando a su paso destrucción y desolación en el continente para la población en general, mermando la vida rural y campesina, el medio ambiente y la salud de grandes poblaciones. Así sucede desde Chile o Argentina hasta México, pasando por Paraguay, Perú, Ecuador y Centroamérica. El que no es "líder" es "potencia" agroindustrial.              Estos impulsos oficiales se recrudecen con la firma de Tratados de Libre Comercio con la Unión Europea, Estados Unidos o multilaterales como el TPP-11 (Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífica) que impactan todas las esferas de la vida pública de los países imponiendo procesos y disposiciones legales en muchos sectores, incluido el agropecuario.               

 

                                              

 

                   

El materialismo nos está haciendo cada vez más miserables

Estamos sustituyendo el cuánto tienes o incluso cuánto exhibes o pretendes tener por cuánto eres, cuánto sientes, cuánto vives.                           #TITRE

Empaques, envolturas, contenedores, hasta lo que llevan por dentro resulta mera superficie, como nosotros. Todo termina en la basura igual. ¿Es ese nuestro destino?

En estas fechas puede resultar inevitable enfrentarse a las exigencias consumistas que nos impone la mercadotecnia y que hemos adoptado con singular pasividad.

En una época en la que se pregonan los valores morales y espirituales que deberían unirnos se practican las dinámicas que terminan por enfrentarnos y aislarnos: competencia, atropello, pretensión, envidia.

Comprar no nos hará más felices, al contrario, perseguir un estilo de vida basado en la ilusión del bienestar del consumo sólo nos aleja de la plenitud que creemos estar pagando. Las cosas que acumulamos pesan sobre nosotros, las cosas que compramos para impresionar a otros y agradarnos más sólo nos vuelven miserables. Comprar como estilo de vida es burdo. Compro luego existo: confundimos nuestra autoestima con los ceros en la cuenta del banco.         

 

           

 

 

       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           

 

                                                

 

 

                                             

 

 

 

 

 

 

RESPONSABLE DE LA SECCIÓN ECONOMIA:  Gervais Constant   

29/02/2020

 n° 520

Frida Khalo