Ir a portada

     

                                                    La reforma neoliberal

Escrito por José Blanco

No me refiero a la reforma del capitalismo global construida a partir de las ideas de Hayek, Von Mises, Friedman et al. a partir de los años 1970, que inauguró la era neoliberal. Me refiero a parte de lo que está ocurriendo hoy: la reforma que los mismísimos neoliberales buscan llevar a cabo, para salvar al capitalismo neoliberal de sus propios demonios.   Como en toda formación social que se ago­ta, bajo la tensión que produce una le­gi­timidad agonizante, la hegemonía se desestabiliza y sucumbe frente a la mul­tiplica­ción de miríadas de demandas so­ciales in­satisfechas. Los excluidos, que durante demasiado tiempo otorgaron lealtad al neo­liberalismo, desobedecen aquí y allá el or­den existente. El convencimiento, que va generalizándose, de que la raíz del desastre económico, social y político se halla en el ideario neoliberal, abre la posibilidad de una transformación de las bases en que puede fundarse una formación social distinta.

                                                

       

Crimen sin castigo: ¿Qué sigue después del Mayflower 2.0?

                                         El discurso ecologizante en la era de las TIC

Abdiel Hernández Mendoza

«No son los cerebros los que más importan, sino lo que los guía: el carácter, el corazón, las cualidades generosas, las ideas progresivas»        Fiodor Dostoievski

Un barco autónomo y homónimo de aquel que inició una de las conquistas más importantes de la Historia zarpará de Plymouth en el Canal de la Mancha para cruzar el Océano Atlántico a 400 años de la odisea que marcó un parteaguas en el derrotero mundial.

Más allá de la tecnología que se utilizó para la construcción del barco que incluye innovadoras aleaciones de aluminio, paneles solares y sensores para dar seguimiento en tiempo real al curso de la navegación, es importante desde las Relaciones Internacionales dar seguimiento al valor simbólico que significa repetir el viaje de 1620.

Pasar de los drones aéreos (v. gr. sunflower) a los marinos, implica su uso en todas las áreas de la dominación, en específico tres: 1) la obtención de datos del mar en las distintas posiciones, se aprovecha la ventaja de no ser ubicados de manera fácil; 2) el comercio internacional, a través del cual se pretende reducir costes en diferentes espacios para la transportación de mercancías, de esta manera antes de 10 años las INCOTERMS (Términos de Comercio internacional) tendrán que actualizarse; 3) la guerra y el espionaje, en términos de continuar con la desujetización bélica, reducción de bajas humanas en los ejércitos que se modernizan y mejora en la cartografía de los ataques planeados.      

                                    

 

           

                                                     Truco o trato en Davos

Miguel Urbán


Por 400 millones de dólares, ¿sabría decir el nombre de la ONG que desde hace 50 años reúne a cientos de políticos, empresarios, académicos y periodistas en un resort vacacional suizo? Que el Foro Económico Mundial tenga entidad legal asociativa es solo la menor de las bromas macabras que solemos escuchar cada año desde Davos. Un bunker ultra-securizado, aislado y con todos los lujos pagados, en pleno paraíso fiscal centroeuropeo. Hay imágenes tan crudas del capitalismo global que, si no existiesen, costaría imaginarlas.

Este año el Foro de Davos ha estado dedicado oficialmente al cambio climático. La igualdad de género, estrella invitada hace unos años, también encabezaba algunos de los paneles de debate en los que han participado Greta Thunberg, Joseph Stiglitz o la agencia de Naciones Unidas para el empoderamiento de las mujeres UN-Women. Pero en Davos el pescado se guisa a puerta cerrada y se sirve en bandeja de plata. Quien solo se pasee por sus pasillos (tampoco le deseo semejante tortura a nadie, la verdad) o asista a las conferencias oficiales, apenas percibirá la punta de un iceberg que se esconde en reuniones privadas, encuentros bilaterales y "comidas de trabajo" donde las élites políticas y económicas del mundo parten y se reparten el bacalao.            

 

                                                   

 

               

                            

                                                 EL DESEMPLEO Y LOS VERSOS.

 

Los datos de 2019, reiteran la tendencia a la disminución de la ocupación en Uruguay en los últimos cinco años.

La tasa de empleo que registra el INE, para el mes de noviembre fue de 57.2% claramente inferior a la de 2018 ubicada en 58.6%. El desempleo hasta para los oficialistas datos oficiales supera el 9% y el número de trabajadores en seguro de paro fue de 40108 trabajadores, cifra que supera en 3865 a la vigente un año atrás. Curiosamente se contabilizan como empleados.

La continuidad de políticas de apertura sin restricciones a todo tipo de capitales foráneos, comercio exterior, finanzas está en la raíz de la disminución de la demanda laboral.

La venta de tierras a grandes empresas forestales y cerealeras, ha acentuado monocultivos y latifundios en el agro provocando emigración creciente de trabajadores desde el campo a las ciudades, el incremento de la presencia de grandes grupos económicos internacionales en la industria, comercio, servicios ha agudizado la concentración de mercados con el consiguiente desplazamiento de pequeña producción.      

 

                                              

 

           

                El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

Los sistemas de armas autónomas nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos.

Las conversaciones que la Convención de Armas Convencionales de la ONU (CCW) celebró en Ginebra los pasados días 19, 20 y 21 de agosto, no acabaron bien. La reunión, con representantes de más de 80 países, trataba el tema de las armas totalmente autónomas. Un total de 28 países piden su prohibición, además de miles de expertos en inteligencia artificial y 21 premios nobel.

En su intervención, Mary Wareham, de Human Rights Watch y coordinadora de la campaña internacional Stop Killer Robots, mostró su profunda preocupación mientras constataba la poca atención que se está prestando a los aspectos éticos, morales, humanitarios y de derechos humanos. Pero al final, según fuentes de personas asistentes a la convención, algunos Estados— como los Estados Unidos y Rusia— boicotearon la toma de acuerdos que hubieran permitido avanzar.

Los sistemas de armas autónomas, que por definición deciden a quién atacar y que a continuación atacan sin intervención humana, nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos                  

 

 

 

       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           

 

                                                

 

 

                                             

 

 

 

 

 

 

RESPONSABLE DE LA SECCIÓN ECONOMIA:  Gervais Constant   

31/01/2020

 n° 519

Frida Khalo