Ir a portada

China está en una guerra híbrida con los EE.UU.

deng_xiaoping.jpg

Entre los innumerables efectos geopolíticos y tectónicos del coronavirus, que son impresionantes, uno ya es claramente evidente. China se ha reposicionado. Por primera vez desde que las reformas de Deng Xiaoping comenzaron en 1978, Beijing considera abiertamente a los EE.UU. como una amenaza; lo declaró el ministro de relaciones exteriores Wang Yi hace un mes en la Conferencia de Seguridad de Múnich en el pico de la lucha contra el coronavirus.

Pekín está dando forma, paso a paso, con gran cuidado, a la narración según la cual, desde los primeros casos de pacientes infectados con coronavirus, los dirigentes ya sabían que se estaba bajo una guerra híbrida. La terminología utilizada por el presidente chino es elocuente. Xi dijo abiertamente que era una guerra. Y que era necesario iniciar una "guerra popular" como contraataque. Y describió el virus como "un diablo".            

 

                                                

 

            Como la élite mundial tratará de beneficiarse de la pandemia.            Entrevista a Naomi Klein                

La crisis es la ocasión para colar políticas impopulares 

La entrevista la realizó Marie Solis

El coronavirus es oficialmente una pandemia mundial que hasta ahora ha infectado diez veces mas personas que el SARS de 2003. En EE.UU., escuelas, universidades, museos y teatros, cierran sus puertas; y pronto, ciudades enteras, harán lo mismo. Los expertos advierten de que algunas personas, sospechosas de estar infectadas por el virus en EE.UU: prosiguen su rutina cotidiana. Porque su empleo no les permite bajas pagadas dadas las deficiencias del sistema privatizado de salud norteamericano.

La mayoría de entre nosotros (NT.: para los ciudadanos norteamericanos) no saben qué hacer ni a quién escuchar. El presidente Donald Trump ha rechazado las recomendaciones de los centros de control y de prevención de enfermedades; y estos mensaje contradictorios han reducido nuestro margen de maniobra para atenuar los daños causados por este virus tremendamente contagioso.         

                                                

 

Crack financiero global y guerra del petróleo: Esto recién empieza

por Carlos Carcione


                                       

La historia de la economía mundial registrará la crisis del año 2020, al menos al mismo nivel que las ocurridas en 1929 o 2008. Y el mes de marzo será reconocido como el inicio de ese colapso de pronóstico reservado. El pánico que viven por estas horas los mercados de bonos y acciones que en apenas 3 ruedas, las del lunes 9, el jueves 12 y lunes 16 de marzo, en Wall Street por ejemplo, perdió todas las ganancias obtenidas desde el 2016; la guerra por los mercados del petróleo que redujo a menos de la mitad los precios que el barril tenía a principios de año; el terror que se está instalando en los bancos centrales de los países más desarrollados y de instituciones como el FMI, y el horizonte de profunda recesión global que todos los pronósticos dan por hecho, son los elementos de la tormenta perfecta que se ha disparado, a pesar de las caídas y recuperaciones de las bolsas que sucederán, difícilmente pueda ser detenida en el corto plazo.

                     

                                                

     

       

                                         La hora de la condonación de la deuda para América Latina

Desde el CELAG abogamos por un tratamiento justo, solidario y eficiente respecto de la deuda externa de América Latina. En esta emergencia, la prioridad son nuestros pueblos.

marzo, 2020

Ahora que el mundo ha asumido un tono más humano y cooperativo en lo económico ante la pandemia del Covid-19, desde el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) solicitamos la condonación de la deuda externa soberana de los países de América Latina por parte de FMI y de otros organismos multilaterales (BID, BM, CAF) e instamos a los acreedores privados internacionales a que acepten un proceso inmediato de reestructuración de la deuda que contemple una mora absoluta de dos años sin intereses.         

 

                                              

 

La fuga de capitales de los mercados emergentes es la más fuerte de la historia

Escrito por Federico Kucher

La fuga de capitales de los mercados emergentes es la más fuerte de la historia

La salida de capitales suma 60 mil millones de dólares en apenas 50 días

El Instituto Internacional de Finanzas, integrado por los principales bancos y fondos de inversión del mundo, estimó que la huida es récord, superando la de la crisis 2008. 

En la crisis financiera de 2008, la salida de capitales de mercados emergentes sumó 20 mil millones de dólares en los primeros 50 días posteriores al estallido. En la crisis actual esta cifra es cuatro veces más elevada: en ese mismo período se registró una fuga cercana a los 60 mil millones de dólares.           La crisis financiera internacional avanza a pasos acelerados. La reacción de los inversores es de efecto manada. El mundo enfrenta la suma de los problemas sanitarios (pandemia), de la demanda, de la oferta por el parate de las cadenas productivas, del mercado laboral, de las acciones, del petróleo, de los bonos soberanos y de las monedas emergentes. Se juntaron todas las plagas para generar un estallido de los mercados internacionales.       

 

 

                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           

 

                                                

 

 

                                             

 

 

 

 

 

 

RESPONSABLE DE LA SECCIÓN ECONOMIA:  Gervais Constant   

31/03/2020

 n° 521

Frida Khalo