Ir a portada

          

  Del détournement situacionista a la publicidad masificada. La imagen como crítica y producto de consumo  

Pamela Xochiquetzal Ruiz Gutiérrez
A partir de la década de 1960 surge un movimiento de crítica social conocido como Situacionismo[1], donde se planteaba la idea de crear o construir "situaciones" que alteraran el ritmo de vida y orden social para crear conciencia. Una de las formar de crear dichas situaciones era a través del détournement, donde a partir de la apropiación y re significación de frases, objetos o imágenes creadas para el consumo masivo, se produjera una reacción crítica en contra de una "sociedad de masas" que se regía bajo los parámetros dictados por la industria cultural.             

 

                              

 

 

    

"Los muertos no ranchan donde los vivos. Tenés que entender", dice la primera línea de Cometierra, la novela de Dolores Reyes, editada por Sigilo en 2019. Dolores Reyes afiló sus armas en la "última trinchera", como ella misma llamó a escuela pública en una crónica de la revista Sonámbula. De las aulas, pasando por los talleres literarios, llegó a los estantes de las librerías con su primer libro.

Algunas editoriales suelen agregar a los libros una banda donde otras escritoras y escritores hablan de la obra, como una guía (en el mejor de los casos) para quienes espiamos la tapa. No siempre funciona, pero Cometierra no es el caso: las palabras de Selva Almada dan en el blanco de uno de los bordes en los que transita la novela de Reyes. No se trata de los ingredientes de novela negra sino del borde en el que conviven la vida y la muerte, que tan bien escribió Juan Rulfo en su Pedro Páramo cuando rompió la regla de que los muertos no hablan.         

                                    

 

 Muñiz-Huberman articula antología con cábala, alquimia y gnosticismo

Elegí tres movimientos espirituales que vienen de la Edad Media, no han terminado y se reflejan en nuestra sociedad actual, explica la escritora en entrevista con La Jornada // El atanor encendido, realizada con su hija Miriam, fue editada por la UNAM

Foto

La escritora AngelinaMuñiz-Huberman (izquierda) y su hija, Miriam Huberman Muñiz, se encargaron de la obra que acaba de publicar la Universidad Nacional Autónoma de México.Foto María Luisa Severiano

Entre los problemas de nuestra era tenemos la celeridad; todo hay que hacerlo a gran velocidad, pero ''¿por qué queremos ir más rápido? Entre más rápido vivimos, más rápido nos acercamos a la muerte. Tenemos que oponernos, aprender a leer despacio, así lo pide la poesía. Por eso las editoriales no publican poesía, no quieren nada que haga pensar y este libro está hecho para pensar".             

 

                                                  

       Silvia Delgado, poesía necesaria como el aire


La obra poética de Silvia Delgado la descubrí, me atrevería a decir, de manera casual. Era julio de 2011, el momento de máximo esplendor de lo que se dio en llamar crisis económica, pero que era mucho más que una vulgar crisis relacionada con el dinero: devastación económica, devastación ética, devastación moral. Como digo, leí uno de sus poemas en la página web de Kaosenlared, medio de información anti-hegemónico, como les gusta definirse, en el que yo empezaba, por aquella época, a colaborar con mis artículos de opinión. Silvia me llevaba una gran ventaja. Ella ya era una veterana en aquel medio contestatario y molesto para el poder. Aquel primer poema se titulaba, lo recuerdo perfectamente, "Yo acuso". Y era demoledor.                   

 

                                           

                               

     Lukas Avendaño - Manifesto

     Texto Original: Manifiesto (Hablo por mi diferencia) de Pedro Lemebel Adaptación super libre: Lukas Avendaño

        

         

            

 

 

Mutaciones video poema   -     Sandra Petrovich 2019

 

                

                      

 

RESPONSABLE DE LA SECCIÓN CULTURA:            

31/01/2020

 n° 519

Frida Khalo