Ir a portada
PERÚ
Edición 2573: Enero de 2019

La Pluma de Rincón

Escribe: Rodrigo Chillitupa |

Miguel Rincón Rincón, ex cabecilla del MRTA, publica libro sobre su vida emerretista. Subversivo critica a Alan García, Alberto Fujimori y Sendero Luminoso.

Miguel Rincón reivindica la toma de la embajada de Japón por parte del MRTA.
Miguel Rincón reivindica la toma de la embajada de Japón por parte del MRTA.
Libro aborda historia emerretista.
Libro aborda historia emerretista.
Miguel Rincón Rincón asumió la dirección del MRTA tras la captura de Víctor Polay Campos el 9 de junio de 1992. En 1995 planeó infructuosamente tomar el Congreso de la República y secuestrar a los parlamentarios para canjearlos por terroristas. En noviembre de ese año fue capturado en una vivienda de La Molina junto a otros 17 terroristas. Rincón cumple una condena de 35 años en la Base Naval del Callao.

Mi patrocinado aún defiende sus ideas políticas", confiesa Juan Guzmán, abogado de Miguel Rincón Rincón. En el tercer capítulo de Socialismo Andino, su segundo libro, el ex cabecilla del MRTA ratifica  esa posición ideológica. "Cuando la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) me pidió personalmente que abdicara de mis ideas, respondí que pude estar equivocado en los métodos y tácticas de lucha", pero "no en la idea de cambiar el sistema de mi país". La postura de Rincón se ve reflejada en su línea reivindicativa en torno a la toma de la embajada de Japón hace 22 años. "Fue una operación de extrema audacia y cuidadosa preparación", escribe. Y aún defiende a Néstor Cerpa Cartolini. "Es injusto y mezquino decir que no tuvo capacidad política para negociar con Fujimori". 

Miguel Rincón fue capturado el 30 de noviembre de 1995 en La Molina.
Miguel Rincón fue capturado el 30 de noviembre de 1995 en La Molina.
En este libro de más de 400 páginas Miguel Rincón escribe, por primera vez, sobre su vínculo con el MRTA. Una historia que llega al clímax el 30 de noviembre de 1995 al ser capturado en La Molina, antes de ejecutar un plan para tomar el Congreso. Antes de la impresión de Socialismo Andino, se publicaron aspectos de la vida privada del ex cabecilla terrorista (CARETAS 1392). Además, una carta escrita por él desde la prisión de Yanamayo (CARETAS 1453). "Es un testimonio de parte", apunta su abogado. "Ha tardado muchos años para poder publicarlo", añade en torno al libro. La demora –según el defensor legal de Rincón– se debe a que el ex integrante del MRTA no tenía acceso a fuentes bibliográficas para escribirlo. "Todo material era censurado al ingresar a la Base Naval del Callao", recuerda. Por eso, una entrevista con Nelly Gutiérrez Rosado –esposa del sentenciado subversivo– sirvió para poder transcribir las ideas que Rincón tiene sobre el grupo terrorista al que perteneció desde 1982.
El abogado de Rincón, Juan Guzmán.
El abogado de Rincón, Juan Guzmán.

El sentenciado por terrorismo teoriza en su volumen que "el MRTA fue un gran referente revolucionario que logró abrirse un espacio insurgente claramente diferenciado de PCP –Sendero Luminoso". Rincón admite que su movimiento tuvo gran influencia en la conducción de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la Confederación Campesina del Perú (CCP) y la Confederación Nacional Agraria (CNA). "Tuvimos destacados representantes como Saúl Cantoral, Javier Alarcón, Luis Aguilar, Osler Panduro y Roly Rojas, entre otros dirigentes", escribe. Además, enfatiza que crearon medios de comunicación como el diario Voz Rebelde, y la radio y la TV 4 de Noviembre. Estos fueron sus voceros oficiales ante el pueblo.

Recuerda fuga de 47 emerretistas del Penal Castro Castro en 1990.
Recuerda fuga de 47 emerretistas del Penal Castro Castro en 1990.
Sin embargo, Rincón también admite que el MRTA cometió graves errores políticos. "Los pocos esfuerzos dedicados a la construcción partidaria debilitaron nuestra estructura", reflexiona. "La falta de reproducción de cuadros evitó el crecimiento de nuestro capital político". El autor señala que estas carencias crearon una imagen de debilidad ante el pueblo en 1989. Aquel año, Víctor Polay Campos y otros miembros de la cúpula del MRTA fueron capturados en la ciudad de Lima. Aunque, según recuerda, estas detenciones fueron 'corregidas'. "Se logró la liberación de nuestros 47 guerrilleros en 1990 gracias a la construcción de un túnel de 332 metros debajo del penal Castro Castro", añade. El ex cabecilla terrorista cree que "tenían fuerzas y prestigio suficientes para tener una proyección insurgente a largo plazo". "Nos faltó reflexión y debatir alternativas", se lamenta.

En el tercer capítulo del libro Rincón lanza una dura crítica contra el gobierno de Alan García por negarse a dialogar con el MRTA en 1985. "[Alan García] sentado en el sillón presidencial se retractó de sus ofertas electorales y negó toda posibilidad de diálogo", escribe. Miguel Rincón menciona que la postura del líder aprista se vio reflejada en cómo solucionó el motín de prisioneros en el penal de El Frontón en 1986. "En el momento que se realizaba el Congreso de la Internacional Socialista en Lima", recuerda. "García sofoca el amotinamiento de los prisioneros del penal El Frontón ordenando la matanza generalizada", agrega. "No valió la condición de inculpados de muchos prisioneros ni el hecho de su rendición".

El ex cabecilla del MRTA también critica la gestión de Alberto Fujimori por adoptar la misma postura de García en 1990. "La respuesta de Fujimori fue el rechazo total a cualquier diálogo y, por el contrario, exigió rendición y entrega incondicional", recuerda.  Sobre el expresidente, además, cuestionó que su Fujishock (agosto de 1990) "traumó a la ciudadanía". "El extremismo neoliberal se impuso y para protegerlo el gobierno de Fujimori inició la estrategia de guerra total antisubversiva", escribe.

Miguel Rincón, finalmente, realiza un análisis sobre Sendero Luminoso (SL) en su libro. "Equivocadamente plantearon que una rebelión se puede iniciar solo con la voluntad del pueblo", argumenta. "No pudieron valorar los reveses y retrocesos que venían sufriendo en el campo", añade. El ex cabecilla del MRTA indica que el grupo terrorista liderado por Abimael Guzmán "no contó con suficiente equipamiento militar". "Ni llegaron a construir siquiera columnas guerrilleras bien armadas", opina. En síntesis, Rincón concluye que "las acciones de SL terminaron por aislarlo del pueblo".

"A Miguel Rincón le falta cumplir diez años de su condena", dice su abogado Juan Guzmán. Sin embargo, el letrado revela que su patrocinado está siendo procesado, además, por el asesinato de ocho travestis –ejecutados por el MRTA– en la ciudad de Tarapoto en 1989. "Cuando termine ese caso y salga de prisión, primero se dedicará a su familia", acota. Sobre la posibilidad de participar en política como Alberto Gálvez Olaechea y Peter Cárdenas, ex cabecillas del MRTA, Guzmán opina. "Por supuesto. Miguel Rincón se integrará a algún movimiento que pregone con sus ideas", sentencia. Advertidos están.

Fuente: http://caretas.pe/politica/85652-la_pluma_de_rincon

                                        

     n° 507

31/01/2019

Frida Khalo