Ir a portada
 
agosto , 2018

                                                      El teórico de la periferia

  Una opinión personal

 

Samir Amin acaba de fallecer en París, le faltaban 3 semanas para los 87. Sería difícil encontrar en los últimos 60 años, época de su producción, un pensador de mentalidad más abierta y creativa, apoyado siempre en la investigación minuciosa y el cuestionamiento crítico de las propias categorías conceptuales que usaba, y con su audacia intelectual. Su trabajo abarcó la economía, la historia, la antropología y la filosofía.

Un marxista que decía que la etiqueta de marxista no agregaba nada, y a veces quitaba. Pero fue el pívot de la renovación del marxismo en la segunda mitad del siglo XX. Egipcio exiliado, residente en Dakar y París, le calzaba también el lema "Nuestro norte es el Sur". Porque hizo de la periferia el centro de su pensamiento y sentimiento.

En primer lugar porque, siendo uno de los "marxistas braudelianos" (inspirados en el historiador francés Fernand Braudel) que enfocan su análisis partiendo del "sistema-mundo" (en vez de ver el mundo como un conjunto de formaciones sociales separadas por países, extendiendo mecánicamente la aproximación de Marx en el Libro I que era eso, primera aproximación), su interés especial fue estudiar la situación concreta de la periferia en el sistema capitalista y sus perspectivas, marcando la distinción entre economías capitalistas autocentradas y economías capitalistas periféricas. 

Se concentró con fuerza en combatir la idea de que el desarrollo capitalista llevase a la periferia tercermundista a la condición de economías "plenas",  o que el mundo de economías abiertas fuese "beneficioso para todos". Y muchos de sus libros ya lo dicen desde el título: El capitalismo periférico, El desarrollo desigual, ensayo sobre las formaciones sociales del capitalismo periférico. La desconexión. El eurocentrismo, crítica de una ideología, Capitalismo periférico y comercio internacional, El intercambio desigual.

En segundo lugar porque se pone la camiseta de la periferia. No sólo por defender la rebelión de los pueblos de la periferia contra la explotación de los centros imperialistas, sino porque ve que es a partir de la rebelión de la periferia que se produce el cambio global del sistema-mundo, concepto que es eje de esta corriente de pensamiento. La diferencia de nuestro tiempo es que ya no tenemos distintos sistema-mundo autocentrados e independientes como en épocas anteriores, hoy hay un único sistema-mundo, el sistema-mundo capitalista mundial que, por primera vez, abarca TODO el mundo.

La originalidad teórica de Amin en este punto es que no limita esa idea sobre la periferia al sistema-mundo de hoy. Lo que intenta es una generalización: el cambio  sistémico se produce de la periferia hacia el centro. Es interesarte que sustente esta tesis aduciendo que la Europa en que surgió el capitalismo era periferia en el mundo de ese tiempo, es decir que el feudalismo europeo era atrasado respecto a otras partes de la civilización. Su explicación materialista es la mejor réplica al planteo weberiano de que la diferencia específica europea frente a sociedades asiáticas más ricas era la ética protestante; Amin argumenta que esas sociedades más ricas eran por eso mismo estructuralmente más estables y menos propensas a los cambios, con mayor capacidad para absorber los desequilibrios. Pero más aun. Amin presta atención a ideas que estarían en la "periferia" de la teoría marxista corriente. Veamos algo de esto, porque era su "truquito".

> Toma el comercio lejano para analizar la dinámica de las civilizaciones del África mediterránea y subsahariana siglos XIII a XVII, y lo define como la relación entre dos formaciones sociales en la que cada una "ignora" la ley del valor de la otra.

> Analiza el olvidado "modo de producción asiático" de Marx y lo enriquece al punto de encontrar una denominación más ajustada: modo de producción tributario.

Lo caracteriza por la "punción" del centro del sistema-mundo sobre las comunidades locales, sucesoras de las comunidades primitivas autónomas. A su vez, el análisis histórico lo lleva a distinguir variedades del modo de producción tributario en su asociación con distintos modo de producción, tributario-mercantil, tributario-esclavista, etc. Ese concepto de modos de producción híbridos es una herramienta fundamental, y así define a la URSS, como híbrido de estatismo dominante con aspectos subordinados de socialismo y capitalismo.

> La dualidad de la ley del valor en el sistema-mundo capitalista (otro concepto "herético"), habiendo una ley propia de cada formación social y otra mundializada, y la tensión oscilante entre ambas. Un concepto que nos permite entender el mundo de hoy y sus contradicciones. 

> Los cinco monopolios que definen al centro imperialista en nuestro sistema-mundo: de tecnologías de punta, financiero, de acceso a recursos naturales, medios de comunicación, y armas de destrucción masiva. Como estos monopolios no son estables, lo relaciona con la decadencia de la hegemonía yanki y el imperialismo colectivo.

> Y lo más importante. Para las formaciones de la periferia, su concepto principal es la desconexión, romper la dependencia con el centro imperial. Y es fundamental su idea de la incapacidad de las burguesías periféricas de romper con esa condición y llevar adelante una "liberación nacional"'.

Pero no es una simple idea teórica. La analiza en concreto en la "experiencia Bandung" así llamada por la conferencia de naciones tercermundistas realizada en 1955 en esa ciudad de Indonesia, que dio expresión, parcialmente, a un proyecto nacionalista burgués capitalista. El análisis de Amin de las debilidades intrínsecas e insuperables de ese camino tiene todos los elementos para comprender las causas del fracaso del reciente ciclo de "socialismo del siglo XXI" en Nuestra América.

Por eso es que no tiene sentido haber caído de nuevo, muchos, en las mismas fantasías. Amin fue el hombre de las "ideas raras", que rompen los esquemas. Y que hacen pensar.

Por ejemplo: agregar en el capitalismo periférico, a los sectores industriales 1 y 2 de Marx (producción de bienes de producción y producción de bienes de consumo) un sector 3, producción para la exportación. Es raro. Pero muestra la diferencia entre una economía autocentrada con equilibrio entre  oferta y demanda (qué es lo que analizaba Marx) y una economía externalizada que no tiene ese equilibrio.

O por ejemplo, que la formación social de Nueva Inglaterra formada por los colonos ingleses en el siglo XVII fuese "una sociedad de clases de una sola clase" es muy raro. Sin duda es una exageración para describir una sociedad con predominio absoluto de granjeros y pequeños comerciantes, pero que sigue teniendo lucha de clases interior. Exagerada, pero se entiende lo que importa entender.

O por ejemplo, que los artesanos del Tercer Mundo no venden su trabajo sino su fuerza de trabajo, como cualquier proleta, suena bien raro. Y ante la objeción de que eso no se puede demostrar, su "demuestren entonces que todos los hombres son mortales..." Pero esas cosas raras (hay muchas más) eran la riqueza de su mente abierta. Fue en plena dictadura, cuando estaban cerrados todos los medios de prensa de izquierda, que siguió entrando por un tiempo un excelente semanario brasileño llamado Opinão. 

Y allí encontré una vez anunciada con bombos y platillos "entrevistamos a Samir Amin!!!!" (y quién carajo es ese Samir Amin... ). Y descubrí sus ideas raras.  Luego, al comenzar lentamente la apertura, fue cosa de ir buscando sus libros. Luego lo encontré a él, en un seminario internacional, y pude hacerle aparte algunas preguntas directas sobre su concepto de desconexión.

Me enojé muchísimo (y no fui al único) cuando en 2013 tuvo una posición de semi apoyo a la intervención francesa en Mali, supuestamente para combatir al integrismo islámico (Bueno, él era egipcio Y hablaba desde allí). Imperdonable. Tal vez por allí estaba la idea absurda de que hay algunos que ya no tienen derecho a cometer errores.

Fernando Moyano

Notas relacionadas

​Nuestro Aamigo Samir-B.Kagarlitsky

Samir Amin, economista africano pionero

 


                            

 

Navigare necesse -  F. Moyano 

        n° 502

31/08/2018

Frida Khalo