Ir a portada

Reportaje Cambio21: Las preocupantes cifras de VIH en Chile y cómo la derecha, la Iglesia Católica y la TV se opusieron a las campañas

  Por Teresa Frías K.  

 

El estudio de la ONU SIDA reveló que Chile tiene la mayor tasa de nuevos contagios en Latinoamérica, que en el período 2010-2018 creció un 34%. Ante esto, el mi9nistro Mañalich acusó que en los últimos años  "no hubo un esfuerzo sistemático en educación", añadiendo que "en Chile la educación sexual es paupérrima".   Gobernaba Ricardo Lagos en 2005 y una diputada ultra conservadora que estaba contra el divorcio -y que después se divorció y se casó con el senador Andrés Allamand-, criticaba duramente la campaña de prevención del VIH/SIDA.   Marcela Cubillos, diputada UDI de entonces decía que la campaña que incentivaba el uso del condón era "mala y vulgar" La hoy ministra de Educación instaba al Gobierno de la época  a realizar campañas sobre la abstinencia y la pareja única.


Foto: Diputado Juan Luis Castro  

El informe de ONU

La ONU SIDA dio a conocer un informe en el que se indica el aumento de casos de VIH en nuestro país. Con respecto a esas conclusiones, el ministro de salud, Jaime Mañalich, responsabilizó al gobierno de Michelle Bachelet del alza de cifras. El estudio reveló que Chile tiene la mayor tasa de nuevos contagios en Latinoamérica, que en el período 2010-2018 creció un 34%.  

Mañalich acusó que en los últimos años  "no hubo un esfuerzo sistemático en educación", añadiendo que "en Chile la educación sexual es paupérrima". A eso agregó que "no hubo una sintonía con los tiempos. Hablo del Gobierno anterior, que se quedó en el fetiche del condón y no siguió una estrategia firme de ofrecer más diagnósticos para avanzar".   Las autoridades revelan que hasta el momento hay alrededor de 10 mil personas que no saben que son portadores del VIH. Ante esto hubo reacciones en el mundo tuitero. Los usuarios criticaron los dichos de Mañalich acusando que la derecha históricamente se había opuesto al uso del condón y que él había sido ministro durante el año 2010, momento en que comienza el alza de casos.  

Mañalich era ministro en el 2010

Sin embargo, estas declaraciones no cayeron muy bien en el mundo político, así como tampoco en el social, esto, porque a través de las redes sociales le recordaron al ministro que durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, y con él a la cabeza del ministerio de Salud no hubo avance en cuanto al VIH y las publicidades y entregas de condones fueron truncadas por la derecha así como también por la Iglesia Católica.   Es más, las clases de educación sexual en los colegios no han podido ser realizadas por falta de apoyo de parte del sector, así como también las campañas que indiquen el uso del condón o un examen preventivo.

Sin ir más lejos una de las ultimas publicidades del primer gobierno de Piñera mostraban una imagen de dos personas de la tercera edad a las que les daba un ataque al corazón con la frase "es mejor morirse de viejo que de Sida", "es mejor morirse de viejo junto a tu pareja que de Sida", en que aparecía cotillón de fondo.   Frente al tema, el diputado Miguel Crispi (Revolución Democrática) miembro de la Comisión de Salud de la cámara, se refirió a la respuesta del ministro Mañalich, asegurando que "esto fue noticia el año pasado. Se hizo una comisión investigadora por este tema, y el gobierno aparece diciendo que tenemos una crisis sanitaria por el VIH.

Tienen responsabilidad de intentar ocultar un problema del cual sabían. Este gobierno no empezó ayer, empezó hace un año y medio" dijo el parlamentario de Revolución Democrática.   Crispi, señaló también que "el año pasado denunciamos que no existían los test rápido. Esto es mucho show". Complementó que  "hay que ser muy cara de palo, como para venir a anunciar la crisis sanitaria hoy después de un año y medio de gobierno. El año pasado denunciamos esto".  

Por su parte, el diputado Juan Luis Castro (PS) en conversación con Cambio21 planteó que "está (Mañalich) sacando una cuanta alegre muy rápida, porque el desarrollo y el aumento del VIH viene desde el 2012 en adelante, o sea en el primer gobierno de Piñera". A ello agregó que "yo creo que es una cuenta política innecesaria la que saca Mañalich, porque de hecho el gobierno actual se farreó el primer año", argumentando que el ex ministro Santelices hizo anuncios de publicidad contra el VIH  en mayo 2018 "y la nueva campaña comenzó a aparecer en enero de 2019 tímidamente, por lo tanto no veo para que forzar políticamente sacar un dividendo político innecesario para quedar bien, cuando las cifras siguen siendo malas".  

En cuanto al actuar que tuvo la derecha en su momento de truncar las campañas contra el Sida y el uso del condón dijo que "la derecha siempre ha tenido un doble estándar, y ha actuado frenando todas las iniciativas más liberales en cuanto a promover la educación sexual, a masificar el uso del preservativo, eso fue bajo una gran influencia de la Iglesia Católica, y evangélica, ahora es fácil mirar para atrás y decir que fue culpa de un gobierno".   "La verdad es que aquí hay poderes económicos y facticos muy grandes que impidieron que se desarrollaran políticas más liberales de hecho en el primer gobierno de Bachelet se intentó y fracasó precisamente por la oposición de estos poderes comunicacionales y económicos, por lo tanto es fácil dar toda responsabilidad como lo pone le ministerio de Salud". Desde su cuenta de Twitter, el diputado Marcelo Díaz (PS), aseguró que "Chile lidera transmisión de VIH en la región y ministro Mañalich culpa al Gobierno anterior.

Pero en el último año casos han subido un 6%. ¿De qué sirve andar repartiendo culpas? Mejor construyamos políticas públicas efectivas de prevención, educación y control!!! (sic)   Por su parte el reconocido publicista y director de la escuela de publicidad de la Universidad Diego Portales también escribió por los dichos de Mañalich asegurando que: "Algunas políticas públicas en salud, particularmente las campañas de educación y concienciación sobre VIH, aborto 3C, uso del  condón y similares; han tenido todas las restricciones valóricas de partidos y grupos conservadores en este país, los que representa el Ministro Mañalich".

El escritor y activista en favor de los derechos de las minorías sexuales, Pablo Simonetti, declaró que "Las declaraciones de Mañalich son, desde el punto de vista de la salud sexual de nuestros jóvenes, de una irresponsabilidad monumental, acaso criminal".   "Lo que hace Mañalich es evadir su propia responsabilidad durante el primer gobierno de Piñera, durante el cual no complementó las campañas del examen con estrategias de prevención como el condón", escribió en su cuenta de Twitter.

 
La UDI, la TV y la Iglesia se negaron a concientizar sobre el virus

UDI: No al condón

En el año 2004,  a propósito de una campaña contra el Sida, el diario La Nación decidió repartir condones gratuitos a la población. Esto causó el inmediato rechazo de la Unión Demócrata Independiente (UDI).   "Creo que esto parece chacota del Gobierno. Una cosa es entregarles educación sexual a los niños y a los jóvenes, pero otra ya es manosear el tema, chacotear demasiado, porque con este tipo de cosas no contribuimos a enseñar. Al contrario, a lo único que se contribuye es a caricaturizar un tema tan delicado como ese", aseguró en ese entonces el todavía diputado Patricio Melero.   Para el gremialismo, no se podía enfrentar el tema "sin tomar en cuenta las opciones valóricas y religiosas". Un año después, en octubre de 2005, la ahora ministra de Educación, Marcela Cubillos, y el ex subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn, alzaron la voz contra el condón.   Entonces, el gobierno de Ricardo Lagos inició la séptima campaña nacional de prevención del VIH, política enfocada en el uso de condón. Cubillos y Dittborn, entonces diputados, aseguraron que la campaña estaba destinada al fracaso, que era "mala" y usaba "lenguaje vulgar". La solución, según ellos, era apelar a la abstinencia y a la pareja única.  
La Iglesia Católica rechazaba las campañas
Durante un reportaje, que emitió Canal 13 en el 2018, desataba una polémica con un reportaje titulado  "Él me contagió VIH", que contaba sobre una persona que mantenía relaciones sexuales con personas pese a saber que estaba contagiado. El reportaje hablaba de la alza del virus, pero no tocaba las políticas públicas del tema ni el uso del condón. Esto generó un rechazo inmediato, pues es difícil olvidar que el mismo Canal 13 se opuso durante años a exhibir las campañas contra el VIH.   En diciembre de 2003 también había campaña del gobierno promoviendo el uso del condón para evitar el contagio del virus, lo que generó el inmediato rechazo de la Iglesia y algunos canales. Fernando Chomalí, entonces miembro de la Comisión Nacional de Bioética de la Conferencia Episcopal y hoy Arzobispo de Concepción, acusó a la campaña de ser "contradictoria" por "no informar de los riesgos implícitos" del uso del condón. La solución de la Iglesia era "la virtud de la castidad".   Entonces, UCV, Mega y Canal 13 se negaron a exhibir los comerciales de la campaña contra el VIH. "Si algunos canales han decidido no pasar el material, es porque tenían el convencimiento profundo y bien pensado de que esa campaña no iba a ayudar a disminuir las infecciones del VIH", aseguró Chomalí. La misma campaña de 2005 que rechazó la UDI, Canal 13 no la exhibió porque encontró muy "vulgar" algunas de las frases de los spots, que decían cosas como "Frente al sexo yo elijo mi postura" y "cuando él se complica con el condón, yo se lo pongo". La campaña de 2007 fue distinta a las anteriores. Bajo el slogan "Yo decido, y me cuido siempre", el entonces primer gobierno de Bachelet aceptó incluir frases que apuntaban a la abstinencia sexual o a la pareja única como forma de evitar el contagio. Eso sí, también fue la primera vez que una campaña televisiva mostraba explícitamente cómo utilizar un condón. Nuevamente, la Iglesia se opuso y Canal 13 y Mega decidieron no transmitirla.
Jacqueline van Rysselberghe (foto arriba) no quiso repartir condones
En el año 2010, a propósito del terremoto del 27 de febrero, la ONU envió un kit de emergencias para paliar la crisis, que contenía elementos de primera necesidad para ser repartidos entre la población. Entonces, la intendenta de la región del Biobío era Jacqueline van Rysselberghe, hoy presidenta y senadora de la UDI. Un informe del gobierno de Bachelet dio cuenta que bajo su orden los miles de kits que entregó la ONU fueron abiertos, sacaron los preservativos y se volvieron a sellar. Los kits consistían en un cepillo de dientes, una pasta, cuatro rollos de confort, un alcohol gel, dos paquetes de toallas higiénicas, 12 condones y un informativo sobre violencia y prevención de embarazos no programados.  

La campaña del primer gobierno de Piñera

En 2010 y enfrentados a la realidad del VIH, tuvieron que hacer ellos (la derecha) la campaña de prevención, llamada  "Quien tiene SIDA". Acusada de burda, moralista y homofóbica, apenas se centraba en la fidelidad y mantener una pareja única, sin siquiera mencionar alguna otra medida preventiva, ni siquiera los preservativos.  

Alcaldes no quieren condones: Bombitas de agua

También durante el primer gobierno de Piñera, el ministerio de Salud, que en ese entonces era Mañalich, se dispuso a repartir condones en los colegios para prevenir el contagio del VIH. La idea del Minsal era repartirlos entra jóvenes entre 15 y 19 años que reconozcan ser sexualmente activos. Eso provocó la ira de algunos de los alcaldes de la derecha. El senador Manuel José Ossandón (RN), entonces alcalde de Puente Alto, aseguró que  "los grandes educadores en la sexualidad son los padres y hay muchos padres que no están de acuerdo en que se repartan condones en los colegios". Más enfático fue Pablo Zalaquett (UDI), entonces alcalde por Santiago: "Los alumnos van a terminar haciendo bombitas de agua con los condones. Encuentro que es hasta vulgar repartir estos productos en los colegios".

fuente: https://cambio21.cl/politica/reportaje-cambio21-

Noticias de Chile---RESPONSABLE : ROSSANA CÁRCAMO

          n° 513

      31/07/2019

Frida Khalo