Ir a portada

                       La terrible realidad de los sueldos y las pensiones en Chile

 

                                            

El 50% de los trabajadores gana menos de 380 mil pesos al mes (500€). El promedio de pensión de nuevos jubilados fue de 180 mil. Más del 70% de los hogares chilenos está endeudado.

Víctor Vargas. Periodista. 25/01/019.

Las explicaciones surgidas desde las oficinas del Ministerio de Hacienda en calle Teatinos 120, tienen un tinte de realismo mágico, de paradoja científica, de contradicción lógica. "Sube el desempleo porque mejora la economía" o "existe mayor optimismo y sale más gente a buscar trabajo, por eso cuesta bajar el desempleo", son las creativas frases incubadas por el equipo del ministro Felipe Larraín para explicar el porqué del retraso de la principal promesa de campaña de la derecha.

La sensación de que los "tiempos mejores" no llegan aún a los trabajadores y trabajadoras se extiende día a día. Los análisis se suceden mientras desde La Moneda se dice que el país está "en marcha", el hashtag con el que se está defendiendo una política económica que en nueve meses de Gobierno no logra "bajar" las buenas cifras macroeconómicas hacia el ciudadano común, a pesar de los titulares que señalan que se crearon "más y mejores trabajos" el 2018.

Excusas y frases comunicacionales más o menos, la realidad puede verse en las cifras. ¿Cuántos chilenos trabajan y con qué salarios? ¿Cuánto más ganan los hombres que las mujeres? O ¿cuánto más ganan los que más ganan? Son preguntas que rondan al iniciar el 2019, un año con proyecciones económicas a la baja, con un escenario internacional incierto, y con grandes desafíos internos, como la "contra reforma" laboral y la nueva ley de pensiones que impulsa la administración de Sebastián Piñera, quien está detrás de todo este panorama.

Las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para el cierre del 2018 muestran una tasa de desempleo para el trimestre móvil de septiembre a noviembre, del 6,8%, lo que es un 0,3% más alto que el mismo trimestre del 2017, pero 0,2% menos que el trimestre anterior (de agosto a octubre de 2018), cuando llegó al 7,1%. Esto es que se mejoró lo que había, pero aún estamos por sobre los índices del año pasado.

El sector salud lidera las contrataciones con un 7,6%, seguido de lejos por transporte y construcción, con un 4,1 y un 3,6 por ciento respectivamente. Los retrocesos se dieron en los sectores comercio, trabajo doméstico y manufactura (-5,9, -5,2 y  -1,5 respectivamente).

La cruda verdad de los sueldos bajos

La Encuesta Suplementaria de Ingresos 2017(ESI) elaborada por el INE fue dada a conocer en junio de este año y sus resultados han generado variados análisis dependiendo, claro, del ojo con que se miren las cifras.

Veamos entonces los datos duros. El total de ocupados que entrega la ESI para 2017 es de algo más de 8 millones 39 mil personas. El promedio de ingreso de ellos podría considerarse como "razonable", llegando a los 554 mil 493 pesos para cada trabajador. Pero sabemos que los promedios son siempre algo engañosos.

El ingreso "mediano", es decir lo que gana la mayoría de los trabajadores, llega solo a los 379 mil 673 pesos. La Fundación SOL, en su estudio "Los verdaderos sueldos de Chile", en el que se desmenuza la ESI, pone el foco en que "el 50% de los trabajadores chilenos gana menos de 380.000 pesos y 7 de cada 10 trabajadores menos de 550.000 pesos líquidos".

En la parte más baja de la escala están los trabajadores por cuenta propia, que son el 22% de los asalariados, quienes reciben en promedio 320 mil pesos, pero una mediana, es decir, más del 50 % de ellos, de 201 mil pesos.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, repara en que las expectativas que la derecha sembró no se están cumpliendo: "El foco principal de su campaña estuvo marcado por los temas del crecimiento económico y la creación de empleos con aumento de los salarios e ingresos para las familias. A nueve meses de Gobierno estamos aún muy al debe, porque si uno mira los datos del INE, se derrumba esa tesis y se ve un crecimiento muy lento, que no se condice con lo que ha anunciado".

Por contraste, en Chile solo poco más del 18 por ciento de los trabajadores gana más de 850 mil pesos líquidos, un 12 por ciento más de un millón, y el 1,5% más de 3 millones. Según la última encuesta MERCER, un gerente de una empresa gana en promedio algo más de 6 millones de pesos, pero el sector de las grandes empresas puede llegar incluso a superar los 14 millones.

Distintos análisis apuntan a que los salarios en Chile no permiten "un buen vivir", una calidad de vida óptima o al menos básica, considerando los precios de las carreras universitarias, de los colegios, de los arriendos, de la vestimenta, del transporte, de servicios como agua y luz, de los alimentos y situaciones como alzas en la bencina y los peajes en las autopistas.

Las mujeres siguen ganando menos

Las cifras también confirman que la brecha de género continúa estancada y en promedio los hombres ganan un 29,3% más que las mujeres. Jeannette Jara, ex subsecretaria de Previsión Social, advierte que nuestras cifras en esta materia están al mismo nivel de países sin políticas públicas de igualdad de género, así como también para la incorporación de la mujer al mundo del trabajo y la igualdad salarial.

"Existió una iniciativa sobre igualdad salarial para las mujeres que no pudo avanzar porque la derecha no le dio los votos a su Presidente para legislar al respecto", señala Jara.

La ex subsecretaria de Michelle Bachelet apunta a las explicaciones de la administración piñerista, diciendo que es una realidad que "el desempleo ha aumentado principalmente en mujeres. No se está dando cuenta de lo que ocurre en la realidad, que es que no existen políticas públicas orientadas a ese tema, así como tampoco al desempleo juvenil y además se hace una promoción del trabajo precario".

Bárbara Figueroa señala sobre este punto que las trabajadoras "son las que menos se incorporan al mundo del trabajo, llegando solo al 48%, muy por debajo de los estándares OCDE, donde supera el 60 por ciento. Se ha relentizado la creación de empleo para mujeres, y además, si los empleos no son atractivos provoca que son ellas quienes primero salen de la fuerza de trabajo en momentos de crisis".

Los sueldos se quedan atrás

El mismo estudio de la Fundación SOL refleja que "en noviembre de 2017, la línea de la pobreza por ingresos en Chile para un hogar promedio de 4 personas, es de 417.348 pesos. Si consideramos sólo a los asalariados del sector privado que trabajan jornada completa, el 50% gana menos de 402.355 pesos, esto quiere decir que ni siquiera podrían sacar a su grupo familiar de la pobreza".

El problema se acrecienta cuando observamos que los sueldos no están subiendo, sino que se estancan, e incluso disminuyen.

Con un crecimiento del primer semestre registrado de 4,8%, el INE informó en el mes de julio que el Índice Real de Remuneraciones, considerando la inflación, anotó un descenso del 0,1% en doce meses, y que los salarios han retrocedido un 0,7% en lo que va del año.

Otras cifras indican que el gasto promedio de un hogar subió 19,2 por ciento entre 2012 y 2017. Para el mismo periodo, los ingresos aumentaron solo el 16, 4%. En la suma y la resta, a los trabajadores les cuesta más alcanzar equilibrios  aceptables de ingreso y gasto.

"Hay una tasa de crecimiento más alta que no logra traspasarse a los salarios. Se supone que Chile esta con una curva de crecimiento que debiera reflejarse en un avance de los salarios progresivo", sentencia Bárbara Figueroa.

La presidenta de los trabajadores y trabajadoras explica que esto es una muestra de que "no vivimos un crecimiento integral, sino que solo en las tasas de ganancia de sectores productivos, pero no que la economía completa se dinamiza. El rango está muy por debajo de lo que se espera para un país OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) y que tiene un ingreso per cápita por sobre los 15 mil euros".

La Fundación SOL completa el panorama colocando atención en los llamados "falsos asalariados" quienes sí tienen un empleador pero no están con contrato ni beneficios sociales:  "A partir de los datos disponibles en la ESI 2017, es posible contabilizar 944.395 'falsos asalariados' los que constituyen un 16,3% respecto al total de trabajadores dependientes públicos, privados y en servicio doméstico".

"Esta categoría, presiona fuertemente hacia la baja las estadísticas salariales. En efecto, ocho de cada diez 'subordinados independientes' (otra forma de llamar a los falsos asalariados), percibe menos de 420.000 pesos al mes" explican en un documento.

Otro sector clave es el empleo juvenil. El estudio señala que entre los jóvenes que trabajan jornada parcial, el 47,6 % está subempleado (136.474 personas). De ellos, el 80% gana menos de 280.000 pesos líquidos, un panorama que podría empeorar con la nueva ley de empleo juvenil enviada por el Gobierno al Parlamento.

Pensiones, el otro asunto que hace temblar a la gente

A inicios de diciembre la noticia golpeó fuerte a los cotizantes del sistema privado de AFP. Los resultados de rentabilidad de los fondos con mayor riesgo, A, B y C, presentaron pérdidas en el año acumulado.

El fondo A arroja una caída de -4,79% en lo que va del año, mientras en el fondo B fue de -3,39%, y en el C de -1,43%. Solo consiguieron hacer crecer los dineros de su pensión quienes están en los fondos D y el E, que consiguieron ganancias de 0,61% y 2,72%, respectivamente.

En tanto, las AFP lograron ganancias de 236.033 millones de pesos en los primeros nueve meses del año, aproximadamente un 14% menos que el año pasado en el mismo periodo. Pero las cifras son estratosféricas comparado con el resultado de su gestión: las pensiones de sus afiliados.

En febrero de 2018 se dieron a conocer cifras que ya parecen no alarmar: 10.198 personas entran en la categoría de nuevos pensionados y el monto promedio en sus liquidaciones fue de 180.658 pesos. Las mujeres son las más afectadas con un promedio de 94.771 pesos, y con un 50 por ciento de ellas que no alcanza a recibir más de 27 mil pesos.

Así las cosas, a fines de octubre el Gobierno presentó su Reforma del Sistema Previsional, el que aumenta un 4% la cotización a cargo del empleador, fortalece el Pilar Solidario, premia la mantención en la fuerza laboral más allá de la edad de jubilación, y aumenta un 10% la Pensión Básica Solidaria para más de 1 millón 400 mil jubilados.

El punto clave para muchos está en quién será el administrador de ese nuevo 4% adicional. Si bien las autoridades plantean que se abrirá la competencia, habilita también a las AFP para esto, lo que significa en la práctica seguir apoyando el modelo que ha dado como resultado la crisis actual.

"Aumento brutal al trabajo, sin mejorar pensiones"

Varios actores sociales rápidamente rechazaron la propuesta. El Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda) elaboró un documento en el que plantea que la iniciativa "aumenta brutalmente el impuesto al trabajo sin mejorar pensiones, pero duplicando los excedentes apropiados a perpetuidad por los mercados financieros. El modesto incremento en el sistema solidario es de cargo fiscal, agravando la irracionalidad de endeudar al fisco mientras se "ahorran" cotizaciones en inciertos mercados financieros".

El texto agrega tajante que "los beneficios especiales a las mujeres se anulan con un incremento de cinco años en su edad de retiro".

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, señala que la Central está trabajando este tema en conjunto con la coordinadora No+AFP, y que coinciden en que el argumento del Gobierno de que se debe legislar con rapidez para poder aumentar el 10% a las pensiones más bajas, es "una disposición un poco mañosa", dado que existen otros mecanismos por el cual realizar este aumento.

"El Gobierno podría haberlo incluido en el debate del presupuesto, y no en un proyecto de ley que tenga que discutirse como este", señala Figueroa, agregando que además "el sistema tiene como base condiciones que no se cumplen porque plantea que tú debes integrarte al mundo del trabajo muy joven, y que te mantengas en ese lugar por mucho tiempo, y aumentando rápidamente de renta, cuestiones que no se cumplen hoy ni en Chile ni el mundo".

Algunos datos

Fuente: Los verdaderos sueldos de Chile. Fundación SOL

Tomado de:  http://www.elsiglo.cl/2019/01/25/la-terrible-realidad-de-los-sueldos

                                                                

          

 

Noticias de Chile---RESPONSABLE : ROSSANA CÁRCAMO

          n° 507

    31/01/2019

Frida Khalo