Ir a portada

    

El Ejército mantiene cinco placas y tres fotos de Manuel Contreras en sus dependencias

 

    

Fotografía: Manuel Contreras, ex director de la DINA | Agencia UNO

Por: Gabriel Álvarez


septiembre de 2018

Tres cuadros con fotografías y dos placas del ex director de la DINA están instaladas al interior de la Academia de Guerra. Y otras tres placas se encuentran dentro de la Escuela de Ingenieros, donde antiguamente funcionaba el Regimiento Tejas Verdes, que es conocido como la cuna del organismo represor, pues ahí se practicaron las primeras torturas durante la dictadura de Pinochet. Consultados en el Ejército sobre los motivos para mantener estos elementos de alguien que fue condenado a más de 500 años por crímenes de lesa humanidad, solo se limitaron a decir que no constituyen honores militares. En tanto, el abogado Cristián Cruz, quien ha defendido a víctimas de violaciones a los Derechos Humanos, lo calificó de "absolutamente impresentable". Todo esto se da a conocer a un día de que se cumplan 45 años del golpe de Estado.

El Ejército de Chile mantiene en sus dependencias cinco placas y tres fotografías del fallecido ex director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Manuel Contreras Sepúlveda. Lo anterior, pese a que fue condenado a más de 500 años de cárcel por su participación en diversos crímenes de lesa humanidad ejecutados durante la dictadura militar encabezada por Augusto Pinochet.

Así lo constata la información que la institución entregó a través de la Ley de Transparencia al abogado Cristián Cruz, quien ha representado a víctimas y familiares de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos de la dictadura. Radio Bío Bío accedió al documento y lo publica acá de forma íntegra.

Estos antecedentes se dan a conocer a un día de que se cumplan 45 años del golpe de Estado liderado por el difunto general Pinochet y que derrocó del poder al Presidente Salvador Allende, dando inicio al régimen militar que se extendió por cerca de 17 años.

En la Academia de Guerra, ubicada en La Reina, hay tres cuadros con fotos y dos placas de Contreras. De las imágenes, dos de ellas están en la galería "promociones de oficiales de Estado Mayor"; en una aparece como alumno graduado y en la otra como profesor. La tercera, en tanto, es de cuando era director de la academia y está situada en la galería de oficiales.

Por su parte, una de las placas es de cuando obtuvo el mérito al honor por lograr el primer puesto como estudiante y la otra recuerda su periodo como director.

Las otras tres placas del fallecido general se encuentran en la Escuela de Ingenieros del Ejército, en San Antonio, donde antiguamente funcionaba el regimiento N° 2 de Ingenieros Tejas Verdes. Una está en el cuadro de mando de la secretaría de estudios, otra es de cuando obtuvo la primera antigüedad en un curso de tenientes y la tercera se encuentra en el patio de honor, recordando su paso como director del instituto.

Esto cobra especial relevancia tomando en cuenta que el Regimiento Tejas Verdes es considerado la cuna de la DINA, pues ahí se realizaron las primeras torturas, cuando Contreras era al mismo tiempo director del regimiento y de la policía secreta de Pinochet.

Cabe hacer presente que la rama castrense, dirigida actualmente por el comandante en Jefe, general Ricardo Martínez Menanteau, en la respuesta que dio por Transparencia dijo no tener registro de los documentos que hayan autorizado la presencia de estos elementos.

Radio Bío Bío envió algunas consultas al Ejército para saber los motivos por los cuales mantienen las placas y las fotografías, quiénes las autorizaron, desde cuándo están instaladas y si habían evaluado retirarlas para desanclar la imagen de la entidad de los crímenes de lesa humanidad cometidos en tiempos de dictadura. Sin embargo, se limitaron a dar una respuesta escueta.

"El Ejército de Chile hace más de 208 años de historia, mantiene en sus distintas unidades a lo largo del país, las imágenes de quienes fueron sus comandantes a lo largo de la historia de cada unidad como testimonio de quienes sirvieron en ellas, no constituyendo esas imágenes honores militares", explicaron.

A su vez, el abogado Cristián Cruz aseguró que "es absolutamente impresentable que se rinda este permanente homenaje y reconocimiento a Manuel Contreras, con esto el alto mando del Ejército se mantiene anclado a la peor etapa de la vida institucional del Ejército y desoye el reproche que una sociedad civilizada efectúa a los criminales". Dado esto, añadió, "sólo queda entender que aquello que para el resto del mundo es criminal y abominable para ese alto mando resulta meritorio, lo que de paso nos arriesga a comprometer con ese pasado de horror a las nuevas generaciones, sin que la autoridad civil -de la Nueva Mayoría ni de Chile Vamos- les reprenda u ordene las medidas de reparación a las víctimas y de no repetición que como país merecemos".

Cruz también contó que hace cerca de un mes le pidió a las autoridades de la institución que retirasen las fotos y placas de Contreras, y que incluso el comandante Martínez Menanteu empeñó su palabra en dar respuesta a su solicitud. Pero hasta la fecha no le han respondido, precisó.

Las condenas de Contreras

Manuel Contreras murió en agosto de 2015 a los 86 años tras permanecer varios días en estado grave en el Hospital Militar. El ex director de la DINA sufría de diabetes, hipertensión y padecía un cáncer al colon.

Al morir registraba condenas que, en total, ascendían a casi 530 años de prisión por los diversos crímenes de lesa humanidad que dirigió al mando del organismo represor de la dictadura, los cuales podrían haber seguido subiendo ya que había varios juicios pendientes en su contra.

Su primera sentencia la recibió a mediados de la década de los noventa. En aquel entonces fue condenado a siete años de cárcel por ser el autor intelectual del asesinato en Estados Unidos del ex ministro de la Unidad Popular, Orlando Letelier, la cual cumplió a principios de 2001. Tras ello, se mantuvo bajo arresto domiciliario debido a las diversas causas judiciales que se habían abierto en su contra.

Otra condena por un caso emblemático se concretó a fines de junio de 2008. El 30 de ese mes, el juez Alejandro Solís le impuso una pena de doble presidio perpetuo por su participación en el secuestro y homicidio del ex comandante en Jefe del Ejército durante la Unidad Popular, Carlos Prats, y de su esposa Sofía Cuthbert. Ambos murieron al estallar una bomba instalada en su automóvil en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, Argentina, en 1974.

En septiembre de 2009, se ordenaría una nueva pena contra el ex director de la DINA. En esa fecha recibió 15 años y un día como autor de homicidio calificado de Lumi Videla Moya, una militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), y adicionalmente cinco años por su participación en el secuestro de Sergio Pérez Molina, también integrante del MIR y pareja de Videla Moya.

Su papel en el Regimiento Tejas Verdes también le valdría otra sentencia. Al inicio de abril de 2014, la Corte Suprema condenó a Contreras y otros ex agentes represores por su participación en los delitos de tortura, secuestros y homicidios calificados perpetrados en el centro de detención ilegal que se había instalado en ese lugar. A Conteras le impusieron 20 años en total: 15 años y un día por ser el autor de los delitos de secuestros calificados de Miguel Heredia, Rebeca Espinoza, Felipe Marmaduke, José Pérez y José Orellana; y 5 años y un día por el delito de aplicación de tormentos (tortura) a prisioneros de Tejas Verdes.

Parte de sus condenas las cumplió en el Penal Cordillera, hasta que fue cerrado en el primer gobierno de Sebastián Piñera, en septiembre de 2013, cuando Contreras junto a otros criminales de lesa humanidad fueron trasladados al penal Punta Peuco.

Fuente: https://www.biobiochile.cl/especial/noticias/reportajes

          

 

Noticias de Chile---RESPONSABLE : ROSSANA CÁRCAMO

          n° 503

      28/09/2018

Frida Khalo