Ir a portada
URUGUAY

                                n°505

30/11/2018
Frida Khalo
                

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

                                      De lo que pasa en Montes del Plata nadie habla

- noviembre 2018

El conflicto más ignorado

                                           mano-censura-PAINT

Ponga Montes del Plata en el buscador de Google, y en la pestaña herramientas dígale al buscador que le seleccione las noticias sobre Montes del Plata que aparecieron en las últimas 24 horas.

Haga lo mismo pero ponga que el buscador le indexe todas las noticias sobre Montes del Plata que aparecieron en cualquier parte de internet durante la última semana.

En ambos casos, podrá constatar que la única información que aparece sobre el conflicto que hasta hoy aún mantienen los trabajadores de una de las empresas que presta servicios para Montes del Plata en el puerto de Punta Pereira (Luckymont S.A), son las que aparecieron en la página web de EL ECO. ¿Censura, autocensura? en ambos casos el tema es grave.

Nadie, absolutamente nadie, ni medios nacionales, ni medios locales, nadie, levantó la noticia de que cien trabajadores, un miércoles a la medianoche, decidieron comenzar una medida de lucha, trabajando a desgano en reclamo de mejor salario, trabajo estable y algun beneficio más, como una comida decente.

Trabajadores que viajan de madrugada a la planta, en sus propios vehículos, motos, bicicletas, algunos por más de cincuenta kilómetros. Trabajadores a los que una voz que lee una lista les dice  "hoy vos si, hoy vos no" y a los que  les dicen que no, se vuelven con los bolsillos vacíos y la esperanza maltrecha,  porque la selección para este tipo de  trabajo, en los puertos en general es aleatoria,  -en este caso la carga y descarga de celulosa de los barcos- y el mecanismo de selección, es  sumamente caprichoso y arbitrario.

¿Que reclamaban estos trabajadores que van a los turnos de la noche o de la madrugada a ver si agarran la changa?. Poca cosa: que les aseguren al menos 13 jornales al mes para no tener que ir 20 veces al santo botón, o perder el jornal porque a la empresa se le rompió alguna máquina, pago de viáticos y cambio en el método de pago, evitando los adelantos de salarios (ver borrador que esa noche nos dieron los trabajadores).

Sin embargo, la noticia fue desestimada por los medios. No hubo un medio nacional ni de la zona,  que levantara la noticia de EL ECO.

Tras el silencio mediático, decidí no solo publicar el borrador con el reclamo original de los trabajadores, sino que se pueden escuchar fragmentos de la llamada que el 1 de noviembre, al otro día de la publicación de la nota a la medianoche y habiéndole enviado un audio por whatsapp a las 6,30 de la madrugada, me realizó para que el lector pueda juzgarla. La pueden encontrar al finalizar esta nota.

Otro dato, el jueves al mediodía, -no éste sino el jueves anterior-  luego que apareciera la noticia en el portal de EL ECO, los trabajadores nos alertaron que desde Montes del Plata y desde la empresa con la que se estaba manteniendo el reclamo salarial, buscaban desesperadamente a ver quién le había filtrado la información a EL ECO. Se produjo una rápida caza de los informantes que por supuesto, no pudo ser detectada.

El conflicto comenzó sobre las diez y pico de la noche y nosotros publicamos la información en la página de EL ECO sobre la medianoche, luego de hablar con varias fuentes y cerciorarnos que, efectivamente, el conflicto era real.

Pese a que a las 6,30 de la mañana  de ese día le dejamos un mensaje de whatsapp a Carolina Moreira, sobre media mañana Moreira nos llamó exigiendonos que sacaramos la publicación del muro, lanzó epítetos de todo tipo sobre la información publicada  y acusó a nuestro medio de señalar que la noticia era una mentira. Una Moreira sacada y desconocida hasta me dijo a manera de descalificación que la noticia "parecía la redacción de un sindicalista". Cuando le dijimos que para nosotros eso no era un insulto se rectificó "bueno, podría ser la de un empresario también" para lanzarse sobre una teoría descacharrante sobre la objetividad de la información.

Igual teníamos una ventaja: Mientras ella es empleada y cobra para defender a MOntes del Plata, a nosotros no nos obliga ninguna cuestión contractual con la empresa. En todo caso, nuestra versión siempre sería más objetiva que la suya.

Realmente sacada y sin haber escuchado nuestro audio de la mañana, la de Moreira fue una reacción absolutamente fuera de lugar,  que no es ni más ni menos, una presión absolutamente indebida sobre este periodista y sobre el medio de comunicación.

Pero además, antes de llamarme, Moreira llamó a Radio Uruguay para plantear su queja por la noticia que difundimos en el informativo de las 7.

Una situación en la que APU debería intervenir.

Hay que recordar que los periodistas de EL ECO fueron los únicos junto a la colega Claudia de los Santos, que en la época de su instalación, nos negamos a viajar a Finlandia y a Chile con pasaje y estadía pagados por la empreas,  para que la empresa nos mostrará sus plantas.

Una cosa más pasó  ese jueves, es decir el día después de publicar la noticia de un conflicto de más de cien trabajadores en Montes del Plata.

Recibí un llamado telefónico de quien se presentó como Presidente del Sindicato de la empresa en conflicto,  diciendo que al otro día me iba a llegar un comunicado

Nunca llegó el comunicado.

Tres noticias pusimos durante el día jueves  en relación al conflicto, incluso los acuerdos del Consejo de Salarios del sector portuario, donde se señala claramente que no es ilegal lo que se le paga a los trabajadores, algo que nosotros nunca afirmamos en nuestra crónica. Ninguna de estas tres informacions fue levantada por los medios de comunicación nacionales.

Tras el episodio  lo que quedó claro es que Montes del Plata tiene un poder muy fuerte que alcanza a todos los medios de comunicación, y que los calla,  y además queda claro que esta empresa  que tiene el poder suficiente para que no se levante una noticia que aparece como "negativa" para la empresa.

Google no me deja mentir.

Es más, el conflicto aún se está desarrollando pero, al terminar esta nota, ningún medio de los grandes, ha difundido la noticia, ni había mencionado nada sobre este conflicto.

La única información que obtuvimos durante la semana fue que el gremio naviero y la empresa Lucky Mont S.A estaban negociando. Pero tampoco desde la presidencia del gremio se quiso hablar sobre el tema.

Estamos a 11 días de la publicación de la noticia, donde más de cien trabajadores se sintieron con necesidad de reclamar por las condiciones de trabajo. Punta Pereira es un enclave aisaldo, un mundo aparte.

El conflicto ya tiene dos semanas y la noticia no aparece en ningún portal, en ningún medio.

En el momento de mayor repercusión en los grandes medios de comunicación, de cualquier publicación que se realiza en un muro de las redes sociales, por más banal que sea, la noticia de EL ECO fue, sin dudas, la noticia más ignorada del mundo de la hiperinformación y la hiperconectividad en los medios de comunicación.

Me quedé pensando al final una sola cosa: pobres, los trabajadores.

Fuente:  https://gabrielmonteagudo.com/2018/11