Ir a portada
URUGUAY

                                n°502

31/08/2018
Frida Khalo
                

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

Uruguay: Espacio Cultural El Quilombo, para autogestiónar nuestras vidas y la realidad que nos toca



E.C. El Quilombo

Estamos ubicados en la ciudad de Sarandí Grande, departamento de Florida, a unos 145 Km. de Montevideo por ruta 5.

Somos un grupo de gente que nos organizamos en algo que dimos en llamar Espacio Multicultural El Quilombo, nombre que evoca la resistencia y la lucha de los esclavos en el norte de lo que ahora es Brasil. Desde hace casi cuatro años venimos trabajando de forma autogestionada, generando actividades abiertas y de distinta índole: artísticas, lúdicas, informativas, tertulias, organizativas… siempre tratando de involucrar a todas las edades.


El Espacio nace como una expresión alternativa, generando un proyecto dentro de cuyos objetivos está darle un espacio y una importancia relevante a las distintas expresiones culturales y a los movimientos sociales en lucha.

Nace como cualquiera, totalmente desnudo y con todo por crecer y aprender, moviéndose en un sistema capitalista en el cual estamos todos inmersos. Desde ese lugar ha ido desarrollándose el Espacio, intentando ser crítico y generando formas de trabajo y de relacionamiento basadas en lo colectivo, en la solidaridad, respetando y nutriéndose de las opiniones diversas, discutiendo horizontalmente cada uno de sus pasos. No tenemos ninguna afiliación política partidaria, religiosa o de cualquier índole que venga a condicionar nuestras expectativas.

Hoy, gracias al apoyo inconmensurable de la de gente y artistas que nos acompañan, tenemos una estructura, un techo, un baño y algunas paredes. La construcción del lugar se ha hecho posible gracias a las distintas donaciones así como a las monedas recaudadas en cada actividad artística, a las cuales, desde el comienzo los artistas han participado sólo por el hecho de hacer música, compartir un rato lindo y colaborar con el proyecto. O sea que lo que hemos tenido que comprar, lo logramos gracias a los artistas y a quienes colaboran en la cantina.

Además, ese dinero tiene como finalidad el costeo de pasajes para distintos talleristas, expositores que llevan adelante actividades en las cuales no hay cantina ni se hace ningún tipo de fondo, como son charlas, encuentros, jornadas con niños, así como la compra de materiales para ese tipo de actividades.

Organización

Tenemos un momento de reunión semanal, los miércoles por estos tiempos a las 20 hs.; en la casa de uno de los integrantes del grupo. Cuando las condiciones climáticas nos favorecen lo hacemos en espacios abiertos y en el mismo Rancho, debido a que también asisten a las reuniones nuestros hijos/as que están a la vuelta en sus cosas pero que también a veces sugieren cosas. En ese espacio tratamos de generar nuestra agenda de actividades, debatir las propuestas, definir los objetivos, dividir las tareas según lo que se planifica. Actualmente somos 10 los que integramos el grupo y por supuesto que estamos abiertos a que se sume más gente, de hecho nos damos a conocer mediante las redes sociales, periodistas cercanos, comunicadores locales y en el cara a cara con la comunidad.

Como mencionamos anteriormente, los gastos generados los recaudamos de los eventos que realizamos cada tanto mediante la cantina, es decir que lo vertimos a la comunidad cubriendo los pasajes de las personas que exponen sobre diferentes temáticas, talleristas, etc., asuntos que son de real importancia y que no aparecen en la agenda de los grandes medios de desinformación. Las preocupaciones medioambientales han sido siempre una constante en nuestras reuniones, estamos preocupados por la situación del agua no sólo la que tomamos, sino en general de toda el agua dulce, que como todos sabemos, además de ser la que permite la vida, influye directamente sobre nuestra calidad de vida, sobre nuestra salud. En ese sentido estamos realizando un ciclo de charlas con científicos y estudiosos en el tema por los diferentes barrios de la ciudad, enmarcado ésto en la juntada de firmas que viene llevando adelante la Federación de Funcionarios de OSE (FFOSE) lo que nos lleva a gastos en folletería, afiches, etc.

Las reuniones no dejan de ser una instancia esperada y de disfrute. Todos somos trabajadores/as, con nuestras actividades particulares que dedicamos más de dos horas para que éste sueño siga resistiendo. Vamos re-pensándonos como grupo acomodándonos a las circunstancias pero nunca renunciando a lo que motivó la creación del Espacio. Consideramos que este momento es clave para la resistencia y permanencia de la organización.

Necesidades que cubre en la zona

En primer lugar, las nuestras. Quienes gestaron el Espacio y los que nos sumamos después buscando algo alternativo, algo distinto, un lugar donde tener cabida… disfrutar y tener posibilidades de construir cosas, sueños, de resistir a este modelo de sociedad que pretende aislarnos, enajenarnos de la realidad.

Después podemos decir que el Rancho es un lugar para ensayo de bandas, de músicos locales, artesanos que exponen, mujeres que se están organizando, talleres para niños/as, artistas que lo utilizan para compartir sus saberes a la gente que concurre a los eventos, tertulias de los viernes, poesía itinerante, una biblioteca en construcción, específicamente estamos hablando del local como lugar de acogida, de referencia.

También, y es algo que hay que suscitar como necesidad… no sabemos cómo todavía, ofrecemos información sobre los temas que lamentablemente a muchos no les importa. Los temas ambientales por ejemplo, han venido exponentes importantes, catedráticos, líderes ambientalistas, sindicatos, organizaciones a hablar sobre la situación caótica de los bienes naturales de la región. Cuestión muy preocupante pero que no forma parte de las necesidades de la mayoría de la gente de la zona (y de otras ciudades tampoco) Pero vamos a seguir insistiendo, la oferta siempre va a estar más allá de la respuesta de la población.

Lucha por transformar la realidad.

En este punto hay que decir que nos movemos en algunos ejes.
Por un lado desde lo cultural, de instituir lo multicultural tratando de difundirlo en todas sus manifestaciones posibles. De resistencia ante la embestida de la monoculturalidad; de la cultura entendida como marketing y negocio; de las manifestaciones artísticas que nos enajenan de la realidad, reavivan la xenofobia, denigran al ser humano, que intentan adormecer conciencias y cuerpos siendo así meros espectadores ante el declive eco-social que está sucediendo.

Por otro lado, tratamos de llegar a la comunidad mediante la transmisión de información y experiencias sobre los temas importantes y vitales que a nuestro entender deberían al menos preocuparnos. Dar oportunidad a que diferentes personas y organizaciones que intentan transformar la realidad puedan encontrar en el Espacio un lugar de difusión, una posibilidad de multiplicar y hacer común sus inquietudes, proyectos, sueños.

Y finalmente, la solidaridad y la autogestión. No tenemos sponsor, no recibimos ayuda económica del estado, lo que hemos edificado es gracias a la solidaridad de los vecinos, de los artistas que entienden la causa, del tiempo y energías que dejamos en los eventos y jornadas de construcción. La creación y sostenimiento del Espacio Multicultural el Quilombo es una muestra y un manifiesto de que es posible pensar en otro tipo de sociedad más solidaria y sin necesidad de la dependencia estatal o de las circunstancias económicas.

Habitar el Espacio es dar/se una pausa en la vorágine de la realidad inventada de quienes pretenden hacernos creer que ya no hay nada por hacer o construir. Por ahí van nuestras modestas intenciones de transformar la realidad.

[Tomado de https://periodicoanarquia.wordpress.com/2018/08/15/nueva-entrevista-espacio-multicultural-el-quilombo-florida.]