Ir a portada
URUGUAY

                                n°498

27/04/2018

Frida Khalo
                

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       
     

Segunda quincena abril.                            

 

ESPECULACIÓN FINANCIERA EN DOS ORILLAS.

 

Las estrategias económicas en el Río de la Plata tienen puntos en común. Argentina y Uruguay utilizan el dólar como "ancla" de otros precios, promoviendo esencialmente la especulación financiera y las importaciones.

En ambos casos la idea central consiste en aumentar la oferta de dólares, por encima de la demanda, evitando o acotando de ese modo el incremento de su precio. Una de las consecuencias es el retraso de la cotización del tipo de cambio respecto a otras mercancías y por ende el aumento de los precios internos medidos en dólares.

El cóctel de estas políticas con la apertura comercial prácticamente irrestricta es nocivo para la producción local. Las importaciones subsidiadas en la práctica por el "dólar barato" compiten con ventaja en el mercado interno. El menor precio que reciben los exportadores por las divisas que obtienen con sus ventas al exterior afecta afecta negativamente su competitividad y rentabilidad.

No es de extrañar entonces que mientras los discursos dan prioridad al desarrollo productivo, la política económica orienta los recursos a la actividad financiera y al consumo de todo tipo de productos importados.

En los últimos meses las herramientas utilizadas en ambas orillas del río de la Plata para contener el precio del dólar presentan algunas diferencias. Argentina vende dólares de sus reservas, mientras que Uruguay emite deuda pública para atraer dólares desde el exterior. En ambos casos aumenta artificialmente la oferta de moneda extranjera limitando su precio.

Entre marzo y la mitad de abril del presente año Argentina vendió reservas por más de 3500 millones de dólares.i Luego de un proceso de "afloje" respecto al tipo de cambio, que elevó su cotización desde un entorno de 16.5 a en entorno de 20.2 pesos por dólar, la autoridad monetaria pretende fijar allí el ancla.

En el caso de Uruguay el fundamentalismo monetarista del BCU no parece admitir respiro en 2017 y 2018. El dólar incluso retrocede en su precio desde un entorno de $ 29 a $ 28.3 merced a la continua emisión de deuda pública que creció en 5000 millones de dólares durante 2017, registrando en diciembre un monto superior a los 38000 millones, sin contabilizar intereses que significan una pérdida superior a 2000 millones por año. Dinero que se quita a servicios de salud, vivienda popular, educación.

En la primera quincena de abril se agrega una nueva perla. El gobierno emitió un bono global por 1500 millones de dólares, más recompras por 250 millones con vencimientos que llegan a 2055ii. Un viejo refrán dice que cada niño nace con un pan debajo del brazo, hoy los bebés uruguayos nacen con deudas ajenas a pagar durante más de 35 años.

La evolución internacional del precio del billete verde venía ayudando a la viabilidad de estas estrategias en el mediano plazo. En particular Brasil también contenía el precio del dólar. Sin embargo la tendencia amenaza revertir. El dólar en el país norteño se encuentra en una escalada lenta pero constante. El precio en abril fue ascendiendo de un entorno de 3.2 reales por dólar a 3.4.

Es difícil discernir si la evolución responde a incertidumbre política o a razones económicas, pero su continuidad provocaría descenso de los precios en dólares dentro del país norteño y por lo tanto dificultades para los exportadores hacia ese destino a la par que generaría una posible catarata de productos de origen brasilero hacia Argentina y Uruguay. En consecuencia mayores daños a la producción y actividades económicas productivas en el río de la Plata.

La continuidad del ancla monetario acentuará las dificultades productivas. Su ruptura puede trasladar los aumentos de la cotización del dólar hacía otros precios desatando procesos inflacionarios agudos. El neoliberalismo en ninguna de sus variantes tiene respuestas positivas para los pueblos.

GOTITAS DE ECONOMÍA

i Sin resignar el aumento de la deuda pública

ii Los Bancos BBVA, Citigroup, HSBC, gestionan los acuerdos.

Fuente: https://joserocca.org/especulacion