Ir a portada
URUGUAY

                                n°505

30/11/2018
Frida Khalo
                

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

                                                    

noviembre 2018.

                                            COMERCIO EXTERIOR 2018.

Los ingresos por exportación de bienes desde Uruguay que llegaron a un máximo de 9120 millones de dólares en 2013, descendieron posteriormente para oscilar los últimos años en un entorno de 7500 millones.

Luego de una fase de fuertes incrementos de precios internacionales de productos primos impulsados por la demanda china (especialmente de la soja) que alcanzaron máximos en 2011, fueron descendiendo progresivamente hasta 2016. La evolución reseñada de precios y la pérdida de impulso de la producción local han incidido sobre la tendencia al retroceso de los ingresos por exportación en el último qinquenio.

Los primeros diez meses de 2018, registran según datos que emite la Unión de Exportadores del Uruguay sin contabilizar zonas francas una contracción de 3.7% respecto al año previo. Al incluir zonas francas los datos registran un leve incremento de 0.7%. Las exportaciones de productos primos tales como carne y derivados, eucaliptus, lácteos, soja, arroz, cebada, lana, cueros, continúan determinando la evolución de los ingresos de divisas por ventas al exterior.

China y Brasil representan los principales compradores de los productos locales. La Comunidad europea, Estados Unidos, Argentina constituyen otros mercados de importancia.

El retraso del tipo de cambio y el consecuente incremento de la inflación interna en dólares, está incidiendo negativamente sobre las exportaciones. La evolución al alza de la cotización del billete verde en Argentina y Brasil durante 2018 tiende a agravar la disparidad de precios medidos en dólares que en el territorio oriental se ubican claramente por encima de los internacionales.

Por otra parte, las relaciones actuales de cotización entre el peso uruguayo y otras monedas favorecen las importaciones. En el período enero-setiembre de 2018 crecieron aproximadamente en 10% en relación al año precedente.

La comparación de precios con los países vecinos está determinando que Uruguay esté importando desde leche en polvo a sandías, pasando por productos cárnicos.

El aumento del ingreso de mercancías provenientes de la región, la tendencia a la reducción de los salarios reales que se verifica en el transcurso del año y las deudas crecientes de los consumidores reducen la demanda de productos orientados al mercado interno. Las ventas de supermercados se han reducido un 2% en el tercer trimestre respecto al año previo.

La producción local se ve seriamente afectada en este contexto. La proximidad de la "zafra" de turismo receptivo durante los meses de verano, que depende esencialmente de los visitantes del Mercosur acentúa riesgos para la economía uruguaya

Sin embargo las políticas del BCU, continúan fortaleciendo artificialmente al peso y por lo tanto el retraso del tipo de cambio. Día tras día el BCU continúa emitiendo letras de regulación monetaria con la finalidad de atraer divisas desde el exterior aumentando su oferta y evitando el incremento de la cotización del dólar pero generando mayor deuda pública.

Banqueros y grandes importadores agradecidos.

 

GOTITAS DE ECONOMÍA

Fuente:  https://joserocca.org/comercio-exterior-2018/