Ir a portada
Responsable de la Página URUGUAY :  Antonio González   

                                n°515

30/09/2019
Frida Khalo
                

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

 

                                                                 

                                                         Nuestro devenir....


A pocas semanas de las elecciones en nuestra región llamada Uruguay, algunas reflexiones se imponen.  Históricamente, salvo los periodos de dictaduras, el pueblo acude una y otra vez a las urnas, para cumplir con un mandato de ciudadanía y de democracia que parece enorgullecerlo, o en tiempos más recientes, con un sentimiento casi fatalista diciéndose: "alguien debe gobernar".

 Lo cierto es que nos preguntamos, ¿cómo harán los grandes medios de comunicación para convencernos, de que tenemos la suerte de vivir una gran fiesta de la democracia?
En realidad, estamos asistiendo a un lamentable espectáculo cuyo escenario principal son la televisión   y las redes sociales.

 De un lado los comediantes (partidos políticos) y del otro los espectadores (el pueblo). Los programas brillan por su ausencia, hasta se están quedando sin bellas promesas.  Sin embargo, hay algo que los une y es la seguridad.  Más cárceles y policías, más video vigilancia, en fin ¡gatillo fácil! 

Claro, no faltan las promesas de inversiones millonarias que darán más trabajo a los y las uruguayas.
Nada se dice de sobre como mejoraran sus vidas casi un tercio de la población, nada se dice en como afectará en la vida de toda la sociedad  la instalación de una nueva planta de celulosa UPM2 y un tren que partirá en dos a nuestro territorio y que ya está teniendo sus desplazados en las zonas por donde el mismo circulará. 

Estamos asistiendo a la velocidad del rayo al desmantelamiento de las antiguas vías férreas del ferrocarril a fin de facilitar el avance de las obras de UPM2.  Como si fuera poco, la empresa UPM2 lleva adelante una estrategia de  injerencia  en la enseñanza pública, de  forma avasallante y descarada.

A todo ello se suma el plebiscito por La Reforma, que se votará al mismo tiempo que  las elecciones generales, el mismo  es una propuesta de un sector de la oposición y de ganar, el mismo habilitará  el patrullaje en la calles por parte de los militares, y los allanamientos nocturnos.  Esto solo nos retrotrae a los peores momentos de la última dictadura cívico militar de los años 70.  

Ahora vivimos otro tiempo pero volvemos de apoco a un proceso de creciente militarización de la sociedad.  Un tiempo de restauración del militarismo , solo que por las vías que la misma democracia habilita.
Lo impensado sucedió,  "Cabildo Abierto" irrumpe en la escena política , liderado por un ex militar  (Manini Ríos); el mismo tiene un alarmante arrastre de intención de votos que lo posiciona como tercera fuerza política  disputando esta posición con el Partido Colorado.

No nos podemos adelantar a los resultados finales pero sean cuales sean , todo indica que el próximo   gobierno será de coalición: Partido Nacional  + Frente Amplio.
¿Qué quiere decir esto hoy en el actual contexto de Abya Ayala?
Uruguay no es una isla, ni en nuestro continente ni en el mundo, por lo tanto, vivimos los mismos embates de las extremas derechas que anidan en el seno de las sociedades neoliberales.   

Las mismas se filtraron en las grietas que dejaron los gobiernos progresistas.  Hay que mirar la famosa brecha social para entender estos procesos.  No es casualidad que sea en los sectores más pobres de las periferias, en donde hay una fuerte   intención de votos a los partidos de derecha.
De ninguna manera podemos esperar tiempos iguales o mejores, todo lo contrario.
Ante esta coyuntura, ¿cómo se encuentran en el campo popular las organizaciones sociales?
De toda evidencia el debilitamiento tanto en las ideas como en la capacidad de respuesta y la fragmentación de las organizaciones sociales   augura momentos complejos.  

Solo quedan la memoria y la historia, para renacer en un tiempo de nuevas resistencias.


Luna para Alternativas
26 /09 /2019