Ir a portada
 ARTE & CULTURA   coordinadora de la rúbrica :   

   Crónicas de Luna                            

 

                                                        Saliendo de las pantallas, nos encontraremos

 

El sol se filtra a través de los vidrios de las ventanas, algunas flores resisten al frío y una música  casi etérea de la India envuelve mi entorno.
Sí, en un momento privilegiado  de distancia del ruido electoral y estériles discusiones de boliche, desfilan imágenes en mi mente. Muchas  preguntas sin respuestas, dudas.  En la quietud y silencio podemos escuchar mejor  las voces de la intuición y el conocimiento, que no son otra cosa que el eco que nos dejan las experiencias de vida.
En la medida que se acorta el tiempo de la contienda electoral en un escenario  ajeno y lejano de la cotidianidad de la gente, se lleva a cabo una batalla por el poder de mando sobre  algo que lo llaman, pueblo, patria, destino, país, comunidad, ciudadanía.  En realidad gobernar al pueblo es lo que deben hacer para que una clase social privilegiada siga perpetuándose en el tiempo.
Dicen que en Uruguay hay un gobierno de izquierda... será ?
Convengamos que soy una de las convencidas  de que la izquierda en Uruguay hace rato que murió.  Se fue muriendo por etapas .  No vamos a negar que fueron otros los  valores que la habitaron en otros tiempos: justicia social, solidaridad, anti imperialismo, anti latifundio.  Pero con el tiempo los distintos frentes que se fueron conformando con fines electorales, fueron devaluando los objetivos, actualizando sus orientaciones ideológicas, hasta llegar a conformar  un frente policlasista en donde predominan ampliamente sectores de la pequeña burguesía e inclusive el empresarial, con su perfil cada vez más al centro.  Esta forma de hacer, ese nuevo ropaje,  los fue transformado en buenos administradores del capitalismo al menos hasta ahora.  Tender a cambiar desde adentro del sistema, hacer algunas tímidas reformas, para al fin no cambiar nada de fondo; si no mutar ellos mismos en una suerte de nuevos liberales con algunas aristas de socialdemócratas fuera de tiempo. Sí, la izquierda se olvidó de ser anti capitalista .
Muchos años han transcurrido, los suficientes como para conocer  los mecanismos de dominación, la corrupción propia al ejercicio del poder, también ver  como se mueven como peces en el agua,  los que otrora fueran los más radicales opositores al capitalismo.  Muchos terminaron perdiendo pie.  Hoy  son otros seres, otros cuerpos.  Nada que ver con el llano.
Allá abajo está la otra vida, arrinconada, desposeída de su conciencia, seducida por el consumo, consumida e ilusionada con una supuesta libertad.  Unas máquinas de fabricar dinero para otros y deudas para ellos mismos.
Estamos en tiempos pre electorales y hay algunas voces que suenan disonantes, destempladas; otras más chillonas y hasta desesperadas.
Resulta increíble constatar, cómo se puede  ir tirando de la piola que sostiene la mentira, que seduce a veces y  copta. El pueblo asiste a un espectáculo  de mal gusto, en donde los políticos son los actores  de una macabra puesta en escena .  La campaña a la derecha como a la izquierda está marcada por La seguridad; los unos contra la delincuencia y los otros contra la amenaza neofascista.
Ambos manejan el miedo como estrategia.  El miedo es la trampa.
Mientras tanto nadie solucionará el tema impunidad, ni se atacará a las grandes fortunas para aplicar políticas de justicia social.  Por otra parte la actual política de entrega de la tierra a manos de las grandes transnacionales  seguirá.
La Ley anti terrorista fue aprobada por este gobierno, que anteriormente  aprobó la ley de faltas y también la ley policial.
En el tema DDHH, hubieron muchas placas de la memoria, monolitos y declaraciones pero no hubo justicia y los desparecidos, desparecidos están.  Los criminales caminan entre nosotros y cobran abultadas jubilaciones.
Por memoria cabe recordar que este gobierno habiendo tenido la posibilidad de anular la ley de caducidad no lo hizo.
Marginalidad y pobreza crecen, los shoppings crecen.  Esta es la sociedad que alientan, que gestionan.
A estas alturas ya podemos presentir que nos encaminamos a tener un gobierno de coalición   con un  Manini Ríos incluido.  Por otra parte  si se vota la reforma sería la llegada del ejército a las calles de Uruguay nuevamente.  Pero a no ver el problema como algo lejano, porque el aparato represivo ya está desplegado en los barrios y el gatillo fácil  es de aplicación.
La calesita electoral ha dado su giro completo y ninguna de las opciones han solucionado los problemas  de desigualdad social.  Votar al progresismo, ¿será la  alternativa menos mala?
¿Sirve no votar cuando no hay alternativa de los movimientos sociales?
¿Salimos o no salimos del sistema, en lo simbólico y en lo concreto?
Y la alternativa, ¿quiénes la construyen? 
¿Qué sería una alternativa  a lo que hay?
Pensamos que esto  implicaría  necesariamente un corrimiento concreto, físico, de la zona de confort. Un soltar amarras y ser un nosotros.  Un cuerpo de cuerpos en movimiento.
El tema una vez más no pasa por la urnas, sobre todo cuando las nuevas dictaduras , utilizarán las urnas para legitimar un gobierno ultra retrogrado de corte  fascista. Esto es el juego democrático ni más ni menos. En esa área de juego , los pueblos siempre vamos a perder.  Claro que necesitamos volver a nacer , dar los primero pasos ponernos de pie y caminar . Para ello necesitamos estar lo más alejados posible del estado, haciendo juntos, creando lo nuevo. Nuevos reagrupamientos, saliendo de las pantallas para abrazar creaciones, solidaridad, autogestión, vida, autonomías.
Cuidado y mucho con las campañas de odios! debemos discernir lo que se presenta ante nosotros.
Estamos dentro de una tempestad que recorre todo el continente americano y que en algún momento nos va a golpear más fuerte.  Es como dice Zibechi: " es hora de remangarse y estar en donde no estamos, con la gente haciendo cosas."
A pesar del activismo desplegado en distintos frentes sociales, los sectores más comprometidos ideológicamente, anti sistémicos , críticos, son pequeños y se necesita amucharnos  para potenciar a las organizaciones sociales. ¿ Será que se insiste en modos y formas de activismo  que no provocan un acercamiento  de la gente ?.  ¿Por dónde pasa ese  puente o camino en donde transitar y poder encontrarse en un barrio con los vecinos y entablar diálogos, iniciativas, que prendan en la comunidad ?.Tal vez se   requiera un estar allí en el cotidiano, buscando las grietas en donde poder desplegar propuestas y un hacer juntos que fortalezca lazos de vecindad, solidaridad, identidad de una comunidad.  No es tarea fácil, toca bajarse de los activismos  de los vértices,  para poder llegar a otros y compartir inquietudes, también construcciones de proyectos asociativos, cooperativos, culturales y sociales, horizontales.
Pensamos que tejer la trama  que reagrupe, que acerque lo que se ha distanciado que ponga en movimiento los cuerpos en un proceso de creación de lo colectivo desde las necesidades y deseos de vida en armonía ,es un propósito no solo ideal, si no necesario a la propia sobrevivencia como seres.  No se puede construir en base a viejos esquemas, sin que ello no desgaste.  Para citar al menos un ejemplo importante en estas cosas que debemos cuidar, nos referiremos al  lenguaje.  Entre los activistas hablamos de un modo, pensamos con patrones que se pueden ubicar dentro de tal o cual corriente de pensamiento; pero ¿qué ocurre cuando entablamos una conversación con alguien que no es una activista , nos entenderán  o nosotros damos por entendido que la gente sí nos comprende?
Este es un tema importante que hace a la comunicación; el sistema sí opera muy bien en este ámbito.  Primero le ha robado el lenguaje a la gente y basa su dominio en dos cosas:  la manipulación a través de la imagen y la expropiación de la palabra.
Han pasado alguno días sin que pudiera retomar esta crónica en un invierno también primaveral que nos confunde.  Y la vida está ahí delante de nuestros ojos y adentro de nosotros mismos.  Los primeros brotes ya están mostrando sus colores; flores, frutos.  Ya salieron las primeras   frutillas,  flores amarillas, rosas y hasta los pequeños jazmines.  ¿Que será este temprano despertar de una primavera apresurada ?
De alguna manera estos cambiantes tiempos climáticos acompañan los tiempos históricos presentes.  Todo cambia, ahora resulta que para muchos no se puede polemizar, que hay que ser positivos, que en realidad hay que contentarse del mal menor, salvar los derechos adquiridos.
...¡en fin! ...Nada pero nada va en el sentido de moverse a hacer el cambio Sí, claro que hay pequeños núcleos de personas con iniciativas, pero estamos lejos de que esto sea una corriente importante.  Y por tanto habrá que perseverar.
En una helada noche hace apenas unos días de este particular invierno, hubo un llamado a realizar un ruidazo contra la Reforma.  En varios lugares algunas decenas de personas se juntaron e hicieron  ruido. Esta protesta si bien fue  minimalista, al menos ha sido un llamador a romper con un quietismo que anquilosa.  Algunas personas con quienes pude intercambiar me respondieron que no daba para hacer una protesta por el estilo, que la gente está detrás de las pantallas.  Me quedé pensando  que en parte puede que sea  así, pero ¿dónde estaban esos miles que marchan cada 20 de mayo por las calles pidiendo verdad y justica y nunca más terrorismo de estado?  El frío se  hizo más intenso y sentí que calaba en mis huesos.  Es así, parte de la gente duerme, en parte no ven o no quieren ver la realidad.
No resulta fácil andar convidando a las personas a compartir nuestros sueños pero siempre es bueno poder soñar y  cuanto más locos mejor. Soñar en un municipalismo libertario, en crear nuestros propios espacios de educación, en producir nuestros alimentos.  Tal vez  si nos juntamos para estas cosas con quienes tengan los mismos sueños o que las necesidades los motive a abrirse a otros, podamos ir construyéndolos paso a paso.  Pero la realidad es fuerte y golpea temprano.  Hoy hay una nueva orden ; parece que debemos festejar y danzar frente  a la entrega más vil y traicionera que se pueda haber pensado de la tierra en la que habitamos.  Se confirma el oscuro negocio con UPM.
Llueve, siempre llueve en circunstancias como estas y no solo del trabajo se vive, más bien que con el trabajo se muere.
Ahora ya es otro tiempo y nada será igual , ni lo mismo, pero estamos bajo el dominio de los "Ilusionistas" , que encandilan a la gente con su danza de millones, de ellos solitos no más.  Y no , no alcanza con las consideraciones de la política a la vieja usanza.  Ahora vivimos en la era de la psicopolítica, al decir de Byun chul Han, filósofo coreano.
Cerramos esta crónica con un fragmento para pensar , extraído del libro "Psicopolítica" de Byung Chul Han
"La psicopolítica neoliberal es la técnica de dominación que estabiliza y reproduce el sistema dominante por medio de una programación y control psicológicos. El arte de la vida como praxis de la libertad tiene que adoptar la forma de una des-psicologización. Desarma la psicopolítica como medio de sometimiento. Se des-psicologiza y vacía al sujeto a fin de que quede libre para esa forma de vida que todavía no tiene nombre"

Luna para Alternativas /24 07 2019

 

     n° 513

31/07/2019

Frida Khalo